Laboral

crisis en la recién creada FESP-UGT

Francisco Lobato: “Tengo la mano tendida; ahora no podemos entrar en luchas internas”

lobato
photo_camera Francisco Lobato, este viernes ante las puertas del sindicato UGT/ ANTONIO SEMPERE

El secretario general de la nueva Federación de Servicios Públicos de UGT (FeSP-UGT) ha llamado al entendimiento a los sindicalistas críticos con su recién creada ejecutiva. Lobato ha anunciado que abrirá conversaciones con quienes este jueves escenificaron su rechazo ausentándose de las sesiones del congreso constituyente. 

“Tengo la mano tendida; ahora no podemos entrar en luchas internas”. El nuevo secretario general de la Federación de Servicios Públicos (FeSP-UGT), Francisco Lobato, inaugura su mandato en un ambiente de desconfianza. La nueva organización, fruto de la integración del sindicato de enseñanza y de la antigua federación de servicios públicos, se presenta desde el mismo momento de su nacimiento escindida. Lobato, anterior responsable de la federación de enseñanza, constataba ayer jueves durante la celebración del congreso constituyente de la FeSP el rechazo que su candidatura genera entre los antiguos responsables de los sectores representativos de la extinta Federación de Servicios Públicos (FSP): 20 delegados se ausentaron para expresar su disconformidad.

“Creo que deberían haber acudido y expresar en el congreso lo que hubiesen considerado oportuno –considera Lobato- En todo caso, es una actitud legítima que yo respeto”.

Las diferencias entre los antiguos responsables de la FSP y la nueva ejecutiva, avalada por los sindicalistas de la enseñanza, se ponían de manifiesto después de la incomparecencia de 20 de los 50 delegados al congreso. Lobato asegura que durante las últimas semanas había promovido reuniones para garantizar la presencia en la ejecutiva de todos los sectores que integran la nueva FeSP. “Parecía que existía disposición, pero, finalmente, ayer hubo 20 delegados que no se presentaron –continúa Lobato- Entre ellos tres, que han dejado otros tantos huecos en la ejecutiva que nosotros no hemos querido ocupar”.

El secretario general de la FeSP ha avanzado que conversará con los sindicalistas críticos en un intento por reducir las diferencias. “Lo que puedo decir es que esta ejecutiva va a trabajar en favor de todos los sectores y todos los afiliados”, ha sentenciado.

Comentarios