Medio Ambiente

Las autoridades confirman que el vertido de fuel tuvo su origen en la fisura de una tubería de Cepsa

La Autoridad Portuaria asegura que el dispositivo para combatir la mancha contaminante se activó el pasado lunes

barrera anticontaminacion SmallLa barrera anticontaminación se ha instalado esta mañana

Las autoridades portuarias han ratificado que el origen del vertido contaminante descubierto durante la mañana en la zona del Puente del Cristo se encuentra en un desperfecto en una tubería de fuel oil de la compañía Cepsa. La fuga se produjo a través de un poro en un tramo soterrado de la conducción.

En un comunicado remitido desde la Autoridad Portuaria, los procedimientos y actuaciones para combatir el vertido se pusieron en marcha el pasado lunes cuando se advirtió su presencia en la playa de Benítez avanzando en dirección este. Sin embargo, dicha actuación no trascendió públicamente, aunque ese mismo día la Cruz Roja emitía una nota de prensa en la que daba cuenta de su intervención en la limpieza de un vertido en las proximidades de la bocana extendiéndose hacia la Dúcar.

El comunicado subraya que, tras advertir la presencia de las manchas de fuel se activó de manera inmediata el Plan Interior Marítimo así como se requirió la intervención de la Capitanía Marítima. Según el relato consignado en la nota, tras las primeras pesquisas se descartó que el combustible procediera de alguna de las operaciones de suministro a buques.

El martes 9 se advierte la existencia de la pequeña fuga en la tubería de Cepsa y es hoy cuando se colocan diversas barreras antipolución y sistemas de absorción, denominados mantas olefílicas, en la zona sur del Foso San Felipe. Además, se dispusieron barreras de protección en la dársena deportiva y se activó el Plan Marítimo Nacional.

El comunicado explica que el órgano coordinador del incidente continúa manteniendo reuniones en las que están implicados la Capitanía Marítima, la Autoridad Portuaria, la Ciudad y la empresa Cepsa bajo la coordinación de la Delegación del Gobierno.

Por su parte, según fuentes consultadas por Ceuta Actualidad, el domingo Obimasa comenzó las labores de limpieza, “un trabajo lento y laborioso”.

La actuación de las autoridades ha merecido, sin embargo, algunas críticas, como la de Javier Gutiérrez, experto ambientólogo consultado por Ceuta Actualida, quien ha criticado que se ha trabajado tarde. "Si el vertido se descubrió el domingo, ese mismo día se tenía que haber instalado la barrera y no hoy". En cuanto a los papeles secantes (como se ve en la foto de portada) Gutierréz duda de su eficacia y los considera ridículos. "No sé qué protocolo se ha seguido o de dónde se han sacado esto de las toallitas. Es un remedio casero. Una chapuza".

Mientras, desde la asociación ecologista Septem Nostra se han mostrado tranquilos en cuanto a las consecuencias que para el entorno marino tienen estos vertidos. “Son metales pesados que pueden llegar a ser tóxicos sobre todo si se producen en zona de baño pero estamos hablando de cantidades muy pequeñas”, explica el presidente de la asociación ecologista, José Manuel Pérez Rivera.

Comentarios