Medio Ambiente

CONTAMINACIÓN DEL LITORAL

Casi un año sin noticias sobre los responsables de los vertidos

estado-playa-septiembre-(4)
photo_camera Imagen tomada la pasada semana de la playa de Benítez, bajo las instalaciones de CEPSA/ ANTONIO SEMPERE

El expediente abierto en su día por la Ciudad para investigar los vertidos contaminantes aparecidos a finales del pasado año en el litoral ceutí no ha pasado todavía de su fase informativa. Partidos políticos y los conservacionistas de Septem Nostra critican que no existe voluntad de llevar la exigencia de responsabilidades hasta sus últimas consecuencias. 

Transcurridos más de diez meses desde la aparición de los restos contaminantes vertidos al mar por Cepsa, el expediente abierto por la Ciudad todavía no ha concluido. A comienzos del pasado mes de diciembre, unas manchas de fuel en la costa de Benítez alertaron de la existencia de un vertido que, con el tiempo, amplió su área de afectación a distintas zonas del litoral.

La dimensión del accidente contaminante, que, definitivamente, tuvo su origen en las instalaciones de la compañía Cepsa, exigió la activación del Plan Marítimo Nacional. La alarma social que generó el incidente motivó que las autoridades municipales dedicaran severas críticas a la empresa e, incluso, amenazas de recurrir a la vía penal por los daños causados.

Entonces, el Gobierno de la Ciudad advirtió de que promovería la redacción de informes orientados a avalar las sanciones que pudieran imponerse a Cepsa por las responsabilidades en las que hubiera podido incurrir más allá de las meramente administrativas.

El expediente abierto entonces por las autoridades municipales se encuentra hoy día en fase de presentación de alegaciones. El consejero de Medio Ambiente, Emilio Carreira, ha reiterado hoy mismo a Ceuta Actualidad que la Ciudad no descarta emprender acciones ante los tribunales si se llegase a determinar que de las actuaciones de Cepsa pudieran derivarse responsabilidades penales.

Carreira ha asegurado que desde que tomó posesión de su cargo como responsable de Medio Ambiente se han detectado varios nuevos vertidos cuya procedencia no se ha determinado.

En esta situación, los partidos de la oposición han pasado a la ofensiva. Los diputados del grupo parlamentario socialista en la Asamblea presentarán en el próximo pleno una iniciativa por la que instarán al Gobierno local a promover un expediente sancionador contra la empresa pues, según denuncian, el actual procedimiento en marcha tiene un carácter meramente informativo.

Hace apenas un mes, los parlamentarios de Caballas planteaban una iniciativa similar y expresaban su sorpresa por que la Ciudad no hubiera cerrado expediente alguno en relación con los vertidos de finales de 2014.

 

Censuras de los conservacionistas

Hasta la fecha, la única iniciativa emprendida ante la Justicia ha sido promovida por la asociación ecologista Septem Nostra, cuyos dirigentes formalizaron una denuncia. Los conservacionistas también han puesto los hechos en conocimiento de la Defensora del Pueblo.

“No se ve voluntad alguna de mover el asunto”, se queja el activista de Septem Nostra, José Manuel Pérez. El portavoz de la organización asegura tener constancia de que Industria no ha comenzado ni tan siquiera a someter a análisis la información que ha recabado a lo largo de los últimos meses. “Nos comentan que tienen un gran volumen de trabajo, lo que les impide disponer de tiempo para estudiar la documentación”, se queja Pérez, para quien se hace urgente la convocatoria de una reunión de responsables de la Autoridad Portuaria y la Ciudad con los directivos de la empresa. Septem Nostra solicita que se practique una auditoría técnica del estado actual de las instalaciones de Cepsa.

Comentarios