Medio Ambiente

Medio Ambiente y Ecoembes constatan un incremento del 128% en el uso del contenedor amarillo en 2020       

2017082220300630523
photo_camera Contenedores en la zona de La Marina (ARCHIVO)
Durante el año pasado, cada ceutí depositó 9,1 kilos de residuos en el contenedor amarillo. 

A pesar de la excepcionalidad vivida durante gran parte de 2020 y que se mantiene este año a causa de la COVID-19, la Consejería de Medio Ambiente y Servicios Urbanos y la entidad Ecoembes han constatado que el reciclaje de envases volvió a consolidarse, un año más, como una práctica muy extendida en la población ceutí.

Así se desprende de los datos de participación ciudadana proporcionados por la entidad local que presta el servicio de recogida de estos residuos en Ceuta a Ecoembes, la organización ambiental sin ánimo de lucro encargada de la gestión de los envases domésticos ligeros. Estas cifras confirman el crecimiento en la cantidad de estos residuos que los ceutíes depositaron en el contenedor amarillo (destinado a envases de plásticos, latas y briks).

En base a esos datos, cada ceutí depositó en los contenedores amarillos 9,1 kilos de residuos, un 128 % más respecto al año anterior. Se trata de un crecimiento que ha sido posible gracias a la optimización del servicio de recogida y, al mismo tiempo, una mejora en el  mantenimiento y en la ubicación de los 114 contenedores amarillos (26 % más que el año anterior) destinados a los envases domésticos. Una cantidad que, durante los últimos cinco años, ha crecido en un 75 % y que reflejan el compromiso ciudadano con el reciclaje de estos envases.

No obstante, tanto el Área de Medio Ambiente como Ecoembes han reiterado que es necesario seguir reforzando y sensibilizando de cara a afinar la separación que la ciudadanía hace en sus hogares, ya que de los kilos que cada ceutí depositó, 2,6 fueron de residuos que no son envases.

Por su parte, debido en parte al parón de la actividad comercial provocado por el cierre de la frontera con Marruecos, el reciclaje a través del contenedor azul descendió un 62, 5%, depositando cada ciudadano 4,5 kilos de papel y cartón en los 127 contenedores azules (un 25 % más que el año anterior). Sobre ello cabe destacar que en los contenedores azules, además de envases domésticos, se depositan otros residuos, como el papel y el cartón comerciales y las revistas.

En contraposición a la subida de la recogida selectiva en los contenedores amarillos, la reducción,  e incluso la cancelación, de la actividad comercial, empresarial y de eventos a consecuencia de la enfermedad del coronavirus, supuso una menor recogida de envases domésticos en estas ubicaciones. En total, en 2020, se entregaron a instalaciones recicladoras homologadas un total de 677 toneladas de envases domésticos para su posterior reciclaje, un 28 % menos que el año anterior.

Comentarios