Medio Ambiente

LAS PLAYAS, A EXAMEN

De aguas fecales y banderas azules

El responsable del área, Gregorio García Castañeda, marcó en el calendario el 15 de mayo como el día en que las playas lucirían en todo su esplendor. Ceuta Actualidad se ha dado un paseo por la bahía norte y sur, un día después de que La Ribera y El Chorrillo recibieran, por noveno año consecutivo, la bandera azul. Los ecologistas, por su parte, otorgan sus particulares insignias negras a la mayoría de las playas ceutíes por el vertido de aguas fecales.

El responsable de playas, Gregorio García Castañeda, anunció el pasado mes de abril que para hoy, 15 de mayo, "todas las playas de la ciudad estarán limpias y preparadas para uso y disfrute de los ceutíes", tras las quejas de los usuarios en relación a la falta de limpieza de las playas de la bahía norte. Por otro lado, ayer las playas de La Ribera y El Chorrillo renovaban, por noveno año consecutivo, las banderas azules que acreditan la calidad de sus aguas y servicios. Ceuta Actualidad ha querido comprobar in situ el estado de las playas de ambos lados.

La Ribera y El Chorrillo están listas con las sombrillas, los aseos y las nueve duchas instaladas, los chiringuitos y los puestos de Cruz Roja preparados y las boyas en su lugar, excepto la red anti medusas que aún no se ha colocado. Situación similar es la que presenta la playa Benítez con sombrillas, duchas, aseos, módulo de vigilancia y hasta con el acceso al mar para discapacitados instalado pero mientras la arena de la bahía sur está limpia, en la norte la situación cambia, como se muestra en el vídeo.

En el paseo por la playa hemos encontrado hierros y clavos oxidados en la arena y aguas fecales estancadas y llenas de basura que separan la playa a la altura de Cepsa, tal y como ha explicado el presidente de Septem Nostra, José Manuel Pérez Ribera, quien no comparte las banderas otorgadas a la Ribera y el Chorillo. De hecho, desde la asociación ecologista otorgan banderas negras a varias playas de la ciudad. Para Septem Nostra son merecedoras de este oscuro galardón la Almadraba "donde llegan las aguas fecales de Príncipe Alfonso sin canalización", San Amaro, Juan XXIII o las premiadas con el distintivo azul. El motivo: las aguas fecales que se vierten en todas las playas, lo que "afecta a la calidad del agua y a la seguridad", explica Pérez.

En relación a la limpieza de las zonas de baño, los ecologistas aseguran que es un asunto complicado "por la falta de civismo de los usuarios y por lo que arrastra el mar. Pero tiene fácil solución: limpiar con frecuencias nuestras playas y no dejar que se acumule la basura". En este sentido, también se manifestó en su día el responsable del área asegurando que "se hace un mantenimiento de las playas pero hay quien utiliza rincones como las bajadas a Benítez para dejar basura. "Algo siempre se nos puede escapar", concluía.

Comentarios