Otras noticias

Bombarderos y advertencias a China, así responde Trump al pulso norcoreano

El presidente de los EEUU, Donald Trump/ E.D.
photo_cameraEl presidente de los EEUU, Donald Trump/ E.D.

El último lanzamiento de un misil intercontinental por parte de Pyongyang ha colmado la paciencia del presidente de Estados Unidos, que se ha quejado de la actitud de Pekín y ha sacado dos bombarderos estratégicos B-1 como forma de disuasión en la península coreana.

Estrella Digital/Paula Pérez Cava

“Estoy muy decepcionado con China”, ha escrito el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su cuenta de Twitter. “No hacen nada por nosotros con Corea del Norte, solo hablar”, ha continuado su queja el líder estadounidense a través de su medio de comunicación favorito. El lanzamiento de un misil intercontinental el pasado viernes ha colmado la paciencia de Trump en el pulso que le ha echado el líder norcoreano, Kim Jong-un.

De hecho, es el segundo misil de estas características que Pyonyang lanza en apenas un mes. El régimen norcoreano lanzó un misil intercontinental por primera vez el 4 de julio, una prueba que alertó a las autoridades y expertos militares ante la posibilidad de que llegara a alcanzar Alaska. En este caso, el misil ha viajado unos 1.000 kilómetros antes de caer en aguas territoriales japonesas. Además, la amenaza por parte de Pyongyang era clara y directa: “es una advertencia severa”, recogía la agencia norcoreana. "La amenaza de guerra de Washington solamente nos impulsa a justificar nuestra voluntad de desarrollar armas nucleares", dijo Kim Jong-un tras el ensayo.

Y la reacción no se ha hecho esperar. Trump, en un comunicado esta vez, ha advertido de que tomará "todas las medidas necesarias" para proteger a su país y a los aliados en la región. En una demostración de fuerza y unidad, Corea del Sur, Japón y Estados Unidos han sacado sus bombarderos a patrullar los cielos de la península coreana. Estados Unidos envió dos bombarderos B-1 a realizar esos ejercicios conjuntos.

 

Enfado con China

Trump ha redirigido sus reacciones hacia China, dados los vínculos económicos y territoriales con Corea del Norte. Pekín condenó la prueba y pidió moderación a las partes, pero es insuficiente para el presidente de Estados Unidos, que considera que China puede hacer mucho más. Además, en sus mensajes ataca a sus predecesores por “haberles permitido hacer cientos de millones de dólares en comercio”. Los presidentes de EEUU y China mantuvieron un encuentro y decidieron trabajar en varias opciones sobre Corea del Norte, pero no ha trascendido ninguna hasta el momento.

El temor comienza a aumentar en la zona. Corea del Sur advirtió de que este lanzamiento podría indicar que su vecino del norte ha podido hacer un “importante avance tecnológico” y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, calificó la amenaza para su país como “grave y real”.

 

Capacidad de los misiles

Estos misiles pueden alcanzar altitudes que superan la atmósfera, según expertos citados por la BBC, aunque consideran que aún no tienen la capacidad de miniaturizar una cabeza nuclear, pese a las pruebas que realizan en estos momentos.

Comentarios