Sanidad

CAMPAÑA 2016-2017

La Ciudad distribuye 10.000 dosis de la vacuna contra la gripe, que comienza administrarse este miércoles

Una sanitaria administra esta mañana a la consejera de Sanidad, Adela Nieto, una dosis de la vacuna/ C.A.
photo_cameraUna sanitaria administra esta mañana a la consejera de Sanidad, Adela Nieto, una dosis de la vacuna/ C.A.

La campaña de vacunación contra la gripe comenzará este miércoles y se prolongará hasta finales de enero. Las autoridades sanitarias han establecido que la vacuna se administrará previa prescripción médica. 

La vacuna contra la gripe estará disponible desde mañana miércoles en los centros sanitarios públicos y otras entidades acreditadas. La consejera de Sanidad, Adela Nieto, y el director-gerente del Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa), Fernando Pérez Padilla, han presentado la campaña de vacunación 2016-2017, que se prolongará hasta el próximo enero.

Como novedad para la presente campaña de vacunación, el Ingesa ha establecido que la antigripal se administrará previa prescripción médica. La vacuna dispensada será distinta para la población mayor de 65 años.

La Ciudad ha adquirido 10.000 dosis de la vacuna, 4.500 de ellas adquiridas para la población mayor de 65 años. El coste de la compra asciende a 35.523 euros.

Las autoridades sanitarias han expresado su inquietud por la baja respuesta de los ceutíes en cada campaña. Durante la correspondiente a los años 205-2016, el porcentaje de población que acudió a los centros sanitarios para recibir su vacuna alcanzó el 28,6%, unas 3.400 personas atendidas en los centros del Ingesa y otras 2.900 en otros servicios de la Ciudad.

 

Recomendaciones

La vacuna contra la gripe está recomendada para personas mayores de 65 años o aquéllas que presenten patologías de riesgo o situaciones excepcionales, como las embarazadas independientemente de la edad gestacional. 

También se incluyen en estos grupos los trabajadores sanitarios, con especial énfasis en los que atienden a pacientes de alguno de los grupos de alto riesgo, los de los centros de atención a personas mayores o enfermos crónicos y cuidadores, y los profesionales de servicios esenciales para la comunidad como bomberos o protección civil.

Comentarios