Sanidad

La Ciudad estima que la clínica de radioterapia entrará en servicio a lo largo de 2018

Representantes de las administraciones y Radón, durante la reunión mantenida el pasado febrero/CEDIDA/ARCHIVO
photo_camera Representantes de las administraciones y Radón, durante la reunión mantenida el pasado febrero/CEDIDA/ARCHIVO

La creación del servicio de radioterapia para pacientes oncológicos, una de las más antiguas demandas de las asociaciones de enfermos, es un proyecto acordado en febrero de 2016 entre la Ciudad, la Delegación del Gobierno, el Instituto de Gestión Sanitaria y el Grupo Oncosur. 

La Clínica Radón, integrada en el Grupo Oncosur, abrirá sus servicios de radioterapia para pacientes oncológicos en 2018. Ésta es la previsión que maneja la Ciudad, según ha revelado este jueves su presidente, Juan Vivas.

El Gobierno local ha cerrado ya el instrumento jurídico que permitirá poner a disposición de la empresa la parcela sobre la que se levantará la nueva clínica. La Ciudad pondrá en marcha el procedimiento para formalizar la concesión demanial de unos terrenos próximos al Hospital Universitario. Este tipo de contrato supone el otorgamiento a la empresa beneficiaria del derecho a de hacer un uso “privativo, exclusivo y excluyente” del suelo, en este caso, para la apertura de las dependencias sanitarias.

El canon que deberá aportar la empresa a la Ciudad no será un factor “determinante” en la viabilidad del proyecto, según ha sostenido el presidente de la Ciudad. La inversión programada por Radón ronda los cinco millones de euros.

Vivas ha reiterado el compromiso asumido en su día por la Ciudad de favorecer el proyecto con una subvención nominativa. Esta ayuda fue cifrada en verano del pasado año en 300.000 euros.

En febrero de 2016, representantes de la Delegación del Gobierno, el Ingesa, la Ciudad y la empresa sanitaria alcanzaban un principio de acuerdo para impulsar las acciones necesarias que permitirán implantar el sistema de radioterapia. En la actualidad, los enfermos de cáncer ceutíes se ven obligados a desplazarse a la Península para poder beneficiarse de estos tratamientos.

Comentarios