Sanidad

SANIDAD CALIFICA DE "BARBARIDAD" LA DENUNCIA

Manos Limpias lleva a la Ciudad ante la Fiscalía por no administrar la vacuna de la tosferina a embarazadas

El pseudo-sindicato adopta esta medida, que extiende a otras ochos administraciones autonómicas, después de la muerte de recién nacidos que fallecieron antes de recibir la primera vacuna programada para los dos meses de vida. La denuncia se dirige contra los responsables de salud pública por un delito de "imprudencia profesional grave". "Es una barbaridad", ha asegurado la directora general de Sanidad de Ceuta, Rebeca Benarroch.

emabrazada vacuna

El pseudo-sindicato Manos Limpias ha denunciado a la Ciudad Autónoma ante la Fiscalía General del Estado por no administrar la vacuna de la tosferina durante el embarazo. Manos Limpias ha extendido su denuncia a las comunidades de Galicia, Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Madrid, Andalucía y Castilla-La Mancha y de la ciudad autónoma de Melilla. La organización acusa a los máximos responsables de salud pública de estas administraciones de incurrir en un delito de “imprudencia profesional grave con resultado de lesiones o muerte” contemplado por el artículo 142 del Código Penal.

Los responsables del pseudo-sindicato adoptan esta medida después de las muertes registradas en recién nacidos que fallecieron antes de recibir la vacuna que se administra a los dos meses de vida.

"Los máximos responsables de Salud Pública de estas comunidades no pueden ignorar que con los planes y calendarios de vacunación por ellos aprobados existe un número de bebés que muere antes de esos dos meses de edad, muertes perfectamente evitables con la implantación de la vacuna contra la tosferina en las embarazadas", argumenta Manos Limpias.

 

“Una barbaridad”

La directora general de Sanidad, Rebeca Benarroch, ha calificado de “barbaridad” la denuncia formulada por Manos Limpias. Benarroch ha avanzado que la Consejería ya había adoptado la decisión de dar prioridad a las embarazadas para la vacunación de la tosferina en atención a las recomendaciones formuladas por el Ministerio.

Benarroch ha precisado que este objetivo exige, sin embargo, modificaciones en el calendario vacunal cuya ejecución se demorará todavía en el tiempo. “En todo caso creo que podremos dar una respuesta en diciembre”, ha adelantado.

La responsable de la Consejería ha explicado que la ponencia técnica de vacunas, que recoge las decisiones acordadas en esta materia entre la Administración Central y las comunidades autónomas, se cerró el pasado lunes sin que, hasta la fecha, haya sido considerada por la Comisión de Salud Pública para formalizar las nuevas decisiones. Este órgano está integrado por los directores generales de Sanidad de los distintos territorios españoles.

Según ha explicado Benarroch, a falta de precisar las especificaciones técnicas, se estima que la administración de la vacuna a embarazadas estaría recomendada para la última fase de la gestación.

Comentarios