Sanidad

La falta de presupuestos para sus traslados las hacen inviables

Las obras en los centros de salud de El Tarajal y José Lafont siguen esperando pese a las promesas

centro-salud-el-tarajal
photo_camera Centro de salud de El Tarajal (C.A.)

Las soluciones a los problemas de los centros de salud de El Tarajal y el de Urgencias José Lafont, en las Puertas del Campo, parece que no llegan, pese a que el Ingesa tiene dotadas económicamente las obras necesarias para las mismas. Pero la falta de presupuestos para sus traslados a otras dependencias las hace inviables

Pero ese no es el principal escollo con el que se encuentra la Administración para solucionar de una vez por todas las situaciones que padecen ambos centros. El problema estriba en que no existen instalaciones para su traslado y seguir prestando los servicios. Además tampoco se reflejan partidas presupuestarias a tal efecto en los Presupuestos Generales del Estado, en lo que se refiere al Ingesa, según han explicado fuentes solventes conocedoras del asunto.

En cuanto al centro de salud de El Tarajal, que atiende a una población cercana a las 30.000 usuarios, la idea era trasladarlo provisionalmente hasta las actuales instalaciones del Hospital Militar, aunque todo apunta a que el convenio para la cesión de estas últimas no parece, pese a los anuncios realizados por la ministra de Sanidad, el delegado del Gobierno y el presidente de la Ciudad, que vayan por muy buen camino. A ello hay que añadirle que en los presupuestos del Ingesa no se contempla partida alguna para llevar a cabo el mencionado traslado, por lo que se da la paradoja que si existe partida para las obras, que se reflejan una y otra vez en los Presupuestos ya que no son realizadas, pero que las mismas no se pueden ejecutar ya que no existe dotación para su traslado –equipamiento, instalación de sistemas informáticos y otros- y puesta en marcha en otras dependencias mientras duran los trabajos. Los trabajos en este centro de salud llevan años esperando para realizarse, aunque de momento siguen esperando.

En el caso del ambulatorio y servicio de urgencias José Lafont, el caso es muy similar. El primer problema es que la Ciudad, según las fuentes, no concede licencia de obras para el mismo. Ante ello, una de las posibilidades que se barajaron fue trasladar las instalaciones hasta el antiguo edificio de la Mutua. Al igual que para El Tarajal, las obras que habrían de llevarse a cabo están dotadas, pero tampoco existen partidas presupuestarias para hacer un traslado a otras dependencias. En este caso el problema es aún mayor, ya que las malas condiciones que presenta este vetusto centro dejan a la ciudad con un solo servicio de Urgencias, el del Hospital Universitario.

A todo ello hay que sumar el tiempo que se necesita para llevar a cabo todos los trámites necesarios para las adjudicaciones de las obras y formalización de las mismas.

Comentarios