Sanidad

Activado un protocolo con diferentes medidas

Sanidad clausura la Protectora ante el caso de rabia detectado por un perro traído de Marruecos

El consejero de Sanidad con miembros de la Consejería (C.A.)
photo_cameraEl consejero de Sanidad con miembros de la Consejería (C.A.)

La Comisión Técnica de Rabia se ha reunido esta mañana y ha fijado una serie de medidas preventivas. El consejero de Sanidad ha lanzado un mensaje de tranquilidad absoluta: "Se ha detectado un caso de rabia pero todo está controlado". 

Este jueves, la Comisión Técnica de Rabia se ha reunido en las dependencias de la Consejería de Sanidad, en San Amaro, para establecer una serie de medidas después del caso de rabia detectado en un perro que estaba en la Protectora.

Las medidas, que se aplicarán durante un periodo de seis meses, incluyen la puesta en marcha de una campaña extraordinaria de vacunación antirrábica que será gratuita durante tres meses para los animales de compañía (perros, gatos y hurones) menores de un año, aunque ya estén vacunados.

Los animales mayores de 12 meses deben estar vacunados, Los que aún no lo hayan hecho deberán abonar el precio de la vacuna a partir del lunes.

Además, los perros deberán salir a la vía pública con correa no extensible menor de dos metros. Los animales catalogados como especialmente peligrosos deberán llevar bozal.

La documentación deberá estar en regla y se intensificarán los controles de las medidas ya existentes para salir a la Península. 

La Protectora, clausurada

El caso de rabia detectado a mediados de junio ha obligado a Sanidad a clausurar la Protectora temporalmente hasta que se resuelvan los hechos, que están siendo investigados. 

El veterinario de la Consejería, José María Aguirre, ha explicado que el perro infectado entró el 6 de junio por la frontera procedente de Marruecos y fue trasladado directamente a la Protectora donde se detectó la rabia. "Los animales que hayan podido tener contacto con el animal están controlados. No hay riesgo de que el virus esté circulando por la ciudad". 

No sólo están siendo controlados los animales de la Protectora también las personas que pudieron tener cierto contacto con el perro con rabia. "36 personas han sido evaluadas, de las cuales algunas no han requerido tratamiento, otras se han vacunado y a otras se les ha puesto la vacuna y la gamaglobulina", ha manifestado la jefa de epidemiología de a Consejería, la doctora Rivas. 

El consejero de Sanidad, Javier Guerrero, ha querido lanzar a la ciudadanía un mensaje de tranquilidad absoluta: "Se ha detectado un caso de rabia pero todo está controlado". 

Comentarios