Sociedad

40 familias de "encierro voluntario"

Los vecinos de Alcalá del Valle se rebelan

Alrededor de 40 familias llevan algunos días de “encierro involuntario”. Ceuta Actualidad ha recorrido junto a los vecinos una zona de la ciudad que hasta ahora había pasado desapercibida pero que necesita muchas mejoras. Los afectados solo piden que les ayuden.

Alcalá del Valle es una zona de la ciudad que hasta el momento pasaba desapercibida para muchos. Esta semana los vecinos de esta barriada, ubicada detrás del antiguo Hospital de la Cruz Roja, se han encargado de darla a conocer por motivos nada agradables.

Desde el pasado martes, alrededor de 40 familias se encuentran “encerradas” ya que la Ciudad ha decidido cerrar al tráfico rodado el único acceso que tiene el barrio para entrar y salir, una cuesta con una pendiente que imposibilita a muchas personas con cierta edad y alguna discapacidad llegar a pie hasta sus hogares. Los técnicos argumentan que existe peligro de derrumbe del talud.

Los vecinos, aunque apoyan los trabajos de mejora, están indignados porque aseguran que esta iniciativa la ha tomado la Consejería de Fomento sin avisarles previamente y, peor aún, sin tener en cuenta su opinión, ya que existen alternativas que podían haber evitado este “encierro involuntario”.

Los afectados exigen una solución inmediata. De no ser así, ya han anunciado que van a interponer una querella criminal contra el consejero de Fomento, Néstor García, al que le piden que dimita.

Ahora mismo ésta es la mayor preocupación para las personas que residen en Alcalá del Valle, sin embargo, la zona cuenta con más problemas.

En toda la barriada no existe un contenedor para depositar la basura. Los vecinos deben bajar de noche toda la cuesta si quieren tirar sus residuos. Además, Alcalá del Valle sólo cuenta con una farola para iluminar cuando oscurece. Los vecinos tienen miedo a salir de noche porque no se ve por dónde caminan.

Si siempre ha sido una zona muy desconocida para la ciudadanía también lo es para la policía que no aparece por el lugar, salvo que sean reclamados. “Aquí nos puede pasar cualquier cosa, estamos abandonados de la mano de Dios”, comenta una vecina del barrio.

Asfaltado, red de saneamiento, cableado eléctrico y un largo etcétera es lo que necesita mejorar Alcalá del Valle, una zona ya muy conocida de Ceuta que lo único que pide es que se les ayude.