Sucesos/Tribunales

la banda, cuyos 14 miembros están detenidos, introducía hachis en cádiz

Desarticulan una red de narcos que mantenía contactos en Ceuta

La actuación policial se ha saldado con 14 dtenidos y la intervención de 1.241 kilos de hachís, 5 armas de fuego, 5 embarcaciones, 5 turismos y 3 motocicletas.

Una operación conjunta de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria, ha permitido la desarticulación de una red de narcotráfico que utilizaba Ceuta como uno de los puntos desde los que se abastecía de hachís para su introducción en la Península. La organización, cuyos miembros estaban afincados en la desembocadura del Guadalquivir, utilizaba embarcaciones recreativas para la introducción de la droga. La intervención policial ha permitido la detención de 14 personas.

La actuación policial se ha saldado con la intervención de 1.241 kilos de hachís, 5 armas de fuego, 5 embarcaciones, 5 turismos y 3 motocicletas. El líder de la red, un delincuente muy conocido en Sanlúcar, había decidido reconstruir la organización después de su última salida de prisión.

 

Sobre la pista de 120 kilos de hachís

La investigación se abrió después de que el pasado abril el Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Cádiz intervenía una embarcación vara en la escollera del Castillo de San Sebastián, en la capital gaditana, a bordo de la cual se encontraron 120 kilos de hachís.

A raíz de este hallazgo, los investigadores lograron determinar los contactos que la organización establecía en Ceuta, Algeciras o Marruecos para aprovisionarse de la droga.  Una vez revelada la identidad de los miembros del grupo, los agentes descubrieron que la red preparaba un desembarco de gran cantidad de hachís. Con esta información, se logró intervenir 461 kilos de droga a bordo de una embarcación que pretendía introducir la mercancía en la zona de Ríos San Pedro.

Posteriormente, los investigadores se incautaron en alta mar de otro alijo 660 kilos de hachís en una segunda embarcación. Todos los tripulantes fueron detenidos y se procedió al registro de seis domicilios en Sanlúcar y Puerto Real.

Los agentes hallaron en el domicilio del cabecilla una pistola cargada y un escopeta del calibre 12 lista para ser utilizada.

 

Una excursión de pesca

La organización desarticulada utilizaba pequeños puertos deportivos de la provincia de Cádiz como punto de botadura y partida de las embarcaciones recreativas de pesca encargadas de introducir la droga en la costa andaluza. Bajo la apariencia de una excursión de pesca, se trasladaban mar adentro hasta un punto previamente convenido donde una semirrígida de gran potencia les abastecía de la droga que debían trasportar, volviendo al puerto de partida con las cañas echadas y todos los enseres de la supuesta jornada de pesca.

La red hacía uso de otras embarcaciones que alertaban a los alijadores de una posible presencia policial. Una vez que la droga se encontrara en el puerto deportivo la transportaban de forma discreta hasta la "guardería" que tenían preparada.

Todos los detenidos, junto a los efectos y droga intervenidos, han sido puestos a disposición del titular del Juzgado Mixto número 1 de Cádiz.

 

Comentarios