Sucesos/Tribunales

Los hechos estarían relacionados con un transporte de droga

La Policía investiga a un hombre por denunciar un falso secuestro

Construcción abandonada donde el hombre dice que fue trasladado (POLICÍA NACIONAL)
photo_cameraConstrucción abandonada donde el hombre dice que fue trasladado (POLICÍA NACIONAL)

La Policía Nacional investiga a una persona por denuncia falsa y simulación de delito. El investigado asegura que ha sido retenido por cuatro personas y que ha sufrido lesiones. Los hechos estarían relacionados con un transporte vía marítima de droga desde Marruecos a la Península que se habría frustrado.

Todo arranca cuando un hombre, que se presenta en dependencias policiales, relata de manera muy pormenorizada haber sido retenido contra su voluntad por parte de cuatro personas, que le habrían agredido y causado lesiones. Los hechos estarían relacionados con el narcotráfico.

La presunta víctima de la detención ilegal manifiesta que todo empezó con un trabajo de transporte de sustancia estupefaciente por vía marítima desde Marruecos hasta las costas peninsulares. Este transporte habría resultado frustrado, ya que tuvieron que arrojar los fardos al mar.

Cuando el denunciante regresa de dicho transporte, fue recogido en la zona del Desnarigado, en Ceuta, por cuatro individuos. Entre ellos se encontraba la persona que le encargó el trabajo y fue trasladado hasta una construcción abandonada en el Monte de la Tortuga, en Ceuta.  Allí fue amarrado, maltratado y golpeado en numerosas ocasiones para recriminarle por haber perdido la mercancía. Después fue abandonado en aquel lugar con diversas lesiones.

Ante la gravedad de los hechos, agentes de la Policía Nacional inician las diligencias y realizan todas las gestiones de investigación necesarias a fin de recopilar los indicios y pruebas para esclarecer el delito denunciado.

Las investigaciones se prolongan durante diez días. Se realizan numerosas pesquisas que vienen a determinar que las manifestaciones de la víctima no coinciden con los hechos comprobados por los agentes, por lo que se constata la falsedad de la denuncia. Esta vendría motivada por un acto de venganza hacia las personas denunciadas.

Hay que destacar que la denuncia de este tipo de delitos es considerada de máxima gravedad, y por parte de la Policía lleva aparejados unos protocolos de actuación inmediata y de diligencias de urgencia, como ha sido el caso que nos ocupa. En dichas diligencias se ha requerido la colaboración del Servicio de Vigilancia Aduanera de Algeciras, Guardia Civil de Ceuta, “Royal Gibraltar Police”, acuartelamientos militares de Ceuta, otras unidades de Policía Nacional en la península y alguna empresa ubicada en la ciudad. Todas estas gestiones de investigación tienen un elevado coste económico tanto en recursos humanos como en medios materiales utilizados.

Con todas las averiguaciones realizadas, los agentes de Policía Nacional han realizado un informe explicando las contradicciones que observan en la denuncia. El informe ha sido remitido a la autoridad judicial que ha incoado al denunciante un procedimiento judicial por un presunto delito de denuncia y acusación falsa y simulación delito.

Comentarios