Jueves. 21.06.2018 |
El Tiempo
La Opinión de

Que le vaya bien señora delegada

Empezamos bien; en principio ya se cuestiona su nombramiento dejando caer el porqué de éste y se dice o se insinúa que es la madre de la jefa de comunicación del señor Sánchez.

Hay que dar un margen de confianza

Estamos en unos momentos difíciles para nuestro país donde la piedra angular ahora se centra  mas que en lo económico, en la territorialidad como una sola nación. Es justo en ese punto donde se enfrentan los dos valores mas esenciales del ser humano, los sentimientos y la compresión  y cuando estos se mezclan con algo que tu crees que te hace diferente a tus iguales, es donde empieza el gran problema que desde siglos lleva padeciendo el pueblo español.

El desahucio de Rajoy de la Moncloa

Es la primera vez que en la actual democracia española un presidente no hace el traspaso de la Moncloa a su vivienda particular, si no que lo echan o lo que es lo mismo lo desahucian.

El Defensor del Pueblo nos sale por peteneras

Me gustaría saber dónde está el Defensor del Pueblo cuando de lo que se trata es de exigir a la colonia británica de Gibraltar que empadronen a los trabajadores españoles que durante años vienen trabajando en ella. Es evidente que con eso no se atreve, primero porque a los ingleses les importa más bien poco lo que diga ese señor y segundo porque sabe que sería tiempo perdido y que nadie le haría el más mínimo caso.

Colaboración, incoherencia e invasión silenciosa

A nadie le cabe ya la menor duda de que Marruecos viene ejecutando un plan perfectamente diseñado para modificar el sustrato poblacional de Ceuta. Es evidente que el reino alauita mira por sus intereses y de tal manera quiere aprovechar todas y cada una de nuestras debilidades para sus velados propósitos.

Hacienda y los binacionales

Ahora que estamos en época de presentar la declaración de la renta sería el momento de sacar a la opinión pública el asunto de aquellos que, teniendo la residencia en nuestra ciudad, tienen propiedades al otro lado de la frontera.

Empadronamientos fraudulentos

Todos sabemos que Ceuta es un verdadero coladero para esos pillos que tratan, a través de los empadronamientos, de revertir el tradicional equilibrio poblacional de Ceuta y encauzarlo hacia una mayoría de origen marroquí.

Habrá que ponerle cara a Tragsa

Es ya de lo más común en la ciudad ver como casi a diario se le encomiendan todo tipo de labores a la empresa pública TRAGSA, este tipo de encomiendas, tiene su cabida en el derecho administrativo y es utilizado en más de una ocasión para agilizar la ejecución de proyectos sin mediar licitación, en cuyo caso se demorarían generando el pertinente perjuicio.

Cuanto peor, mejor y cuanto mejor, peor

Me he permitido la licencia de tomar como enunciado de mi artículo, aquella célebre intervención parlamentaria protagonizada por el señor Rajoy hace ya algún tiempo y que llegó a hacerse viral, intervención está, en la que su enrevesada oratoria dejó a las claras la tremenda empanada mental en la que está sumergido él y por adscripción todo su partido.

El esplendor del deporte y el Medio Ambiente

Ceuta por sus características geográficas tiene recursos mas que suficientes para ser un punto turístico de primer orden, tanto rural como marítimo. Desde que el visitante se acerca en el ferry a nuestras costas ya empieza a visualizar gran parte de esa riqueza.

La remodelación de la frontera

Ahora resulta que sale el señor delegado del Gobierno en Ceuta con una nueva triquiñuela en su deseo de seguir usando pólvora mojada en este asunto de la frontera. Lo más ocurrente en esta ocasión ha sido el intento de endulzar la noticia convocando a los medios a un desayuno informativo, cuando lo más normal es que lo hubiera hecho como de costumbre por medio de una rueda de prensa.

Los tentáculos de los empadronamientos

Lo que se mueve alrededor de los empadronamientos desde luego que es digno de mención aparte. Esta figura administrativa ya antigua y creada por la necesidad de llevar un control del número de habitantes del municipio, se está convirtiendo en una verdadera arma que intentan utilizar quienes quieren sacar provecho precisamente del descontrol poblacional y por ende del colapso del municipio, o sea de Ceuta.

La inseguridad que nos rodea

Que Ceuta es una ciudad insegura es una realidad más que evidente. Nunca hemos estado en el nivel que ahora nos encontramos. Podrán decir que con las estadísticas en la mano nuestra ciudad no difiere en los números con los datos que se producen en otras ciudades peninsulares. Puede ser. Pero lo que a buen seguro no se recoge en esas estadísticas es el miedo real que existe entre los ciudadanos a consecuencia de esta situación.

Frontera e indignación, sinónimos

A casi nadie con algo de vista se le escapa ya, que todo este asunto de la frontera es a estas alturas puro esperpento. Y es que lo que no se puede permitir es que toda una ciudad se encuentre sometida a los avatares de una cuestión fronteriza que no es más que el resultado de una maniobra premeditada por parte de Marruecos para llevar a Ceuta al colapso.

El cambio climático, una realidad

Que vivimos bajo los efectos del cambio climático, es algo que ya es incuestionable a estas alturas. En tan solo unas décadas hemos pasado de una climatología con unas características más o menos estables y predecibles, según la latitud planetaria en la que nos encontrásemos, a cambios bruscos, muchos de ellos impredecibles en unos casos o directamente inexplicables en otros, producidos en unas zonas donde por lo general, se desarrollaban unos fenómenos climatológicos anuales perfectamente determinados.

El Medio Ambiente y los vertidos

Es evidente que Ceuta por su ubicación necesita de la actividad del sector dedicado al suministro de combustible, pues no debemos olvidar que se encuentra situada en la segunda ruta mundial del tránsito marítimo de buques.

Se habla mucho de la frontera, pero soluciones pocas

Es natural que las criticas vayan dirigidas hacia aquellos que tienen la obligación de buscar o al menos plantear las soluciones a los diversos problemas que como ciudad nos aquejan, pero en este asunto del caos fronterizo y de cómo éste afecta al comercio local la ecuación parece no estar tan clara.

El turismo como fuente de riqueza

Está visto y comprobado que el turismo es una fuente de riqueza para cualquier ciudad o país, el nuestro es ejemplo de ello. La cantidad de puestos de trabajo que este genera es más que evidente, siendo España uno de los países que más turistas recibe, teniendo en este sector una de sus mayores aportaciones al PIB.

El Medio Ambiente debe ser puesto en valor

Afortunadamente hoy día es objeto de debate todo lo relacionado con el asunto del cambio climático, eso ha conseguido poner en el candelero un tema de suma importancia como lo es el del Medio Ambiente.

Ceuta tiene que crecer a lo alto

Es una realidad que a Ceuta, dadas sus características específicas, no le queda más remedio que crecer a lo alto y es hacia esa dinámica hacia donde debe enfocar su plan urbanístico, pero no solo este sino también en lo que a sus miras se refiere. 

El ruido, un mal compañero

El ruido se define como un "sonido no deseado”, según diversos estudios, el tráfico rodado sería la fuente de contaminación acústica más común tanto fuera como dentro de las ciudades, siguiéndole a continuación los producidos por trenes y aviones.

Conservar nuestras tradiciones

Cuando un pueblo deja de lado sus tradiciones, no solo pierde una parte de sí mismo sino que además su propia identidad se resiente al dejar de transmitir una parte de su patrimonio más valioso a las generaciones venideras.

El ojo que todo lo ve

Es curioso que después de todo lo que ha pasado, todavía haya algunos responsables políticos que no quieran ver cómo están las cosas en nuestra ciudad. Esa pretendida ceguera lleva pareja el riesgo de que aquellos que tienen la obligación de dar soluciones a nuestros innumerables problemas, se aposenten en un permanente quiero y no puedo, consiguiendo que la situación se vaya degradando cada vez más.

Cuando hay que ser políticamente incorrecto

Durante años apelar a la corrección en el lenguaje político era una especie de dogma para aquellos que querían participar del juego político diseñado a partir de la constitución de 1978. Cierto es que dado los antecedentes históricos de las relaciones políticas que habían precedido al texto constitucional, se imponía cierto grado de moderación y equilibrio a la hora de manifestar una u otra opinión de índole político, al objeto de intentar rebajar el tono en la discrepancia política e ideológica, apelando a una palabra que por aquellos entonces empezó a sonar como lo fue la palabra “consenso”.

Cataluña, esa niña malcriada

La Historia es la que es y solamente hay que echar la vista atrás en el tiempo para darse cuenta que esta se repite una y otra vez.

Mucho ruido, pocas nueces y Ceuta igual de sucia

Trace, Tragsa, Brigadas Verdes, Plan de Empleo, cada vez es mayor el numero de empresas o servicios encargados de las tareas de limpieza de nuestra ciudad y a pesar de ello Ceuta sigue igual de sucia. 

En Huerta Téllez se ha cruzado la línea roja

Lo que ha ocurrido en Huerta Téllez deja claro que se ha cruzado una la línea roja que nunca se debería de haber sobrepasado, en una sociedad democrática donde el principio de autoridad debe imperar, se ha demostrado que no ha sido así. Pero claro, si a lo largo de todos estos años se ha venido dejando que cada uno haga lo que le viene en gana, es normal que el resultado sea este, solo basta observar el Príncipe, Arcos Quebrados, Recinto y un sinfín de lugares donde impera la ley del más fuerte y no la de un estado de derecho.

Acemsa, la ministra y el señor Vivas

Estuvo en nuestra ciudad la ministra de Medio Ambiente y Sostenibilidad, señora Garcia Tejerina, y pasó por estas tierras, una vez más con la única intención de vendernos una moto que la mayoría ya sabemos que no funciona, caso de los asuntos relacionados con la desaladora y el proceso de producción de agua potable.

¡Ceuta está sucia!

Que la ciudad está sucia es más que evidente y sin duda hay que pedir responsabilidades. En principio la primera responsable es la empresa que se hizo con la concesión del servicio a través de una baja temeraria, a sabiendas de antemano que no podría cumplir con lo licitado, pero eso no importaba, lo primero era hacerse con el contrato y después ya vendrían las correspondientes inyecciones económicas con sucesivas ampliaciones. Eso sí, por lo visto lo que no tuvieron en cuenta es que el tope máximo estaba tasado, equivocándose hasta en eso a la hora de licitar

La naturaleza es implacable

Aunque parezca mentira hay algo en todo esto de los cambios en la naturaleza que nos tendría que hacer pensar. Esta última semana sale Trump y suelta una de sus frases lapidarias, "el huracán IRMA tiene un potencial destructivo absolutamente histórico", afirmación casi apocalíptica, de igual modo su director Nacional de Emergencias también ha dicho que "IRMA" va a devastar Estados Unidos.

¡Qué tranquilidad!

Tendremos menos, pero merece la pena, sino observen la tranquilidad que reina en esta ciudad con la frontera cerrada a ese comercio atípico que nada nos aporta. Quizá sea el momento de tomar decisiones drásticas y preguntarnos ¿nos merece la pena este tipo de negocio?

¿Quiénes son esos técnicos?

Por lo general suele suceder que los políticos de turno, siempre que acometen un proyecto de importancia, se respalden en los informes realizados por aquellas personas que, en el desempeño de su cargo, poseen la cualificación y conocimientos técnicos necesarios para conseguir que lo pretendido se realice con la mayor calidad, solvencia y eficacia posible.

Las empresas municipales

Todos sabemos, y si no lo saben se lo digo yo, que las sociedades municipalizadas, desde sus comienzos, han sido siempre un nido de clientelismo político. Eso es algo incuestionable y de eso sabe bastante el Partido Popular, pues de ellas se ha valido para meter a dedo a la mayoría de los componentes que figuran en esas plantillas.

Hay que asumir responsabilidades

Mucho revuelo se ha formado tras la improvisada remodelación del gobierno local, se ha especulado mucho acerca del motivo de estos cambios, pero lo que nadie con alguna responsabilidad o representatividad política se ha molestado en solicitar es la pertinente auditoría de la gestión realizada por los políticos salientes de cada una de las consejerías modificadas.

Tragsa, Brigadas Verdes y Obimace

Quizá este movimiento de Tragsa sea el comienzo del final de las Brigadas Verdes y Obimace, si no, que alguien me explique a que ha venido ahora este cambio tan radical. No se sabe muy bien, si este ha sido por iniciativa propia de la Ciudad o más bien impuesto por algún ente superior, movido por el interés que genera las cantidades económicas que estás dos empresas generan.

El circo de los babosos

Es vergonzoso ver el circo en el que se han convertido los Plenos de la Asamblea. La más absoluta falta de respeto a la institución, está llegando a límites inaceptables, y no porque no se puedan debatir las propuestas llevadas a pleno más o menos acaloradamente, sino porque solo se dedican a tratar asuntos que para nada están destinados a sacar a Ceuta de la difícil situación por la que atraviesa.

La frontera no es todo

El problema fronterizo es de tal calibre que ha eclipsado a los demás, que no son pocos y si bien es cierto que al tema de la frontera, por su absoluta gravedad, hay que dedicarle su tiempo, no lo es menos que también hay que dedicárselo a otros de los muchos problemas que aquejan a la ciudad.

La explanada de Juan XXIII ¿para bañistas o porteadores?

Según hemos podido comprobar en estas últimas semanas, la carencia de ideas de la que hacen gala las autoridades políticas responsables de solucionar el caótico asunto fronterizo, es ya absoluta y abrumadora, pues con ellas, no solo no palían el asunto sino que consiguen agravarlo cada vez más.

Una ciudad indignada

Al final han conseguido poner a toda una Ciudad contra las cuerdas, algo de lo que ya veníamos avisando desde hace mucho tiempo, pero de lo que, visto lo visto, nadie ha querido darse cuenta hasta que Santa Bárbara ha tronado.