Viernes. 22.09.2017 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

"NO ES ATRIBUIBLE AL GOBIERNO"

La Plaza Nicaragua no está libre de cargas, según los localistas

La Plaza lleva años abandonada para desesperación de los vecinos / C.A.
La Plaza lleva años abandonada para desesperación de los vecinos / C.A.

Nuevo cruce de acusaciones entre el Gobierno y Caballas por la Plaza Nicaragua. La oposición denuncia no ha podido ser registrada por esta deuda mientras que el Ejecutivo asegura que está escriturada a nombre de la Ciudad.

La Plaza Nicaragua no está libre de cargas, según los localistas

Caballas denuncia que la Plaza Nicaragua no está libre de cargas como anunció el Gobierno del PP y que por eso, “el registrador no ha podido inscribirla como propiedad de la ciudad”. Mohamed Ali duda ahora de las palabras del Gobierno que aseguró en su día que los terrenos estaban libres de deudas. “Ahora mismo esa parcela es del banco y no de la ciudad con lo que supone si algún inversor se interesa por ella”, comenta Ali. Para Caballas todo lo relacionado con esta plaza es “bochornoso y vergonzoso”.

Por su parte, desde el gabinete de prensa del Ejecutivo aseguran que la parcela está escriturada y registrada a nombre de la ciudad. Al parecer hay un defecto de forma, que “ya se está negociando con la Sareb”, de una aclaración del notario sobre “una carga del conocido como Banco Malo y no atribuible a la Ciudad”. El plazo dado para subsanar esta circunstancia es de dos meses, aunque ni Gobierno, ni oposición han podido precisar cuándo comienzan la cuenta atrás.

Esta plaza trae de cabeza al Gobierno desde que su propietario fuera abandonando el terreno para desesperación de los vecinos de la zona que veían como año tras año las ratas, los insectos y la suciedad aumentaban en la parcela. En diciembre de 2016 la Ciudad decidió hacerse cargo de la plaza por subasta pública, oportunidad que brindó el hecho de que el Organismo Autónomo Servicios Tributarios debía cobrarse una deuda de 800.000 euros del anterior propietario del solar afectado, por lo que lo embargó y sacó a subasta el solar, que un perito externo tasó en 4,2 millones de euros y que a la Ciudad ha salido por 2,8, un valor por debajo, por lo tanto, del de mercado. El consejero de Fomento, Néstor García, explicaba por aquel entonces que haber recurrido a la expropiación hubiera demorado el asunto incluso años, puesto que lo habitual es que actuar de esa manera suele dar pie a la apertura de un litigio nunca de ágil solución.

De los 2,8 millones de euros, uno corresponde a la carga que la Sareb tenía sobre el propietario (en realidad, era 1,6 pero la Sareb lo rebajó hasta un millón) mientras que de los 1,8 millones restantes, 800.000 euros equivalen a la deuda, recuperada, que el anterior propietario tenía con el OAST. “Viabilizada jurídicamente la posibilidad de actuar en ese terreno, la Ciudad procederá a su limpieza en profundidad, baldeo y urbanización para la posterior construcción de una plaza para el esparcimiento de los vecinos”, se lee en el portal del Gobierno. En estos momentos es Tragsa la encargada de redactar un nuevo proyecto para el mes de noviembre.

La Plaza Nicaragua no está libre de cargas, según los localistas