Editorial

Un "no sigo" como presidente de Ceuta que, sin embargo, no huele tanto a abandono como a estrategia política

Vivas no quiere enseñar sus cartas ante unos adversarios que juegan sucio

IMG_1100
photo_camera Juan Vivas, durante un acto esta mañana (C.A.)

El presidente de la Ciudad está hablando ya de su posible continuidad con personas que considera de su confianza, tanto para la Presidencia regional como la Presidencia de la Ciudad en 2023. 

Juan Vivas, presidente de Ceuta, ha sido preguntado si se presentará a las elecciones a la Asamblea en 2023, como si no hubiera quedado claro el mensaje que dirigió al Comité Ejecutivo de su partido hace tan solo unos días en el que aseguró que aspira a seguir siendo el presidente regional.  

Parece que Vivas se ha planteado no dar a conocer todavía su estrategia política hasta que se aproxime el Congreso de marzo de 2022 donde, según su compañero de Gobierno Carlos Rontomé, competirá por la Presidencia del PP local contra Javier Guerrero, que no ha aceptado una lista conjunta. Guerrero al respecto ha decidido por ahora guardar silencio. 

No parece que este hecho de falta de unidad en el seno de los populares haya cambiado de parecer al presidente del PP ceutí ya que fuentes fiables confirman que sí quiere ser candidato a las elecciones autonómicas en 2023. 

Según estas mismas fuentes, Juan Vivas estaría recabando la opinión de amigos y personas cercanas de su confianza para elaborar un equipo a quienes dice que "sí sigo", siempre dependiendo del resultado de las urnas, pero que estarían a su lado en un futuro gobierno de Ceuta.  

Vivas sabe que asegurar en estos momentos que se presenta podría ser contraproducente porque Vox, ante el temor de que sea candidato, ya lo ha situado en el centro de la diana, lo que se suele decir jugar sucio con discursos políticamente inaceptables. 

Comentarios