Educación

El MDyC recuerda el compromiso de abonar las becas universitarias

photo_camera Sala de vistas de los juzgados de lo Penal./ARCHIVO/M.G.

El partido de Fátima Hamed advierte de que estudiantes se ven obligados a abandonar sus estudios

El mundo del transporte de droga desde Marruecos quedó patente ayer en la sala de vistas del Juzgado de lo Penal número 1 en dos casos al menos. Todos los acusados, un hombre y dos mujeres en un caso, y un hombre en un juicio distinto, fueron condenados a penas de cárcel.

El primero de las vistas tenía como protagonistas a Mounir D., Fátima S. y Naziha O.O.C. El primero de ellos se encontraba a las 12.45 horas del 10 de julio del pasado año en un vehículo estacionado en la barriada Miramar, donde tenía droga oculta –algo más de kilos-, esperando a las dos mujeres, que venían de Marruecos con un kilo y medio de hachís cada una adosados a sus cuerpos.

Las actividades habían sido observadas por agentes de la Policía Local. Cuando intervinieron, las mujeres ya habían entregado la droga a Mounir, aunque ellas reconocieron que habían traído un kilo y medio cada una de hachís. La calidad de la droga era baja, con un índice de tetrahidrocannabinol (THC) –principio activo del hachís- de un 7,64%.

Finalmente, tras prestar su conformidad a la pena solicitada por la Fiscalía, Mounir D. tendrá que cumplir tres años y un día de prisión, más una multa de 5.252 euros. Las mujeres, por su parte, fueron condenadas a dos años de cárcel y a sendas multas de 2.340 euros. En caso de no poder pagar, la responsabilidad civil subsidiaria será de tres días adicionales de prisión, aunque sus bienes serán investigados. Las mujeres no entrarán en prisión. Teniendo en cuenta el hecho de que carecen de antecedentes penales, la pena quedará en suspenso durante el tiempo indicado, bajo la advertencia de que si vuelven a cometer algún delito entrarán en la cárcel para cumplir la pena y la que les fuera impuesta por un nuevo delito.

Ambas fueron conducidas por la Policía Nacional al Centro Penitenciario para recoger sus efectos personales y ser puestas en libertad a lo largo del día. Las dos se mostraron muy emocionadas por poder recobrar la libertad.

Por otra parte fue condenado Mohamed A.A., quien fue localizado en el Puerto por agentes de la Guardia Civil cuando transportaba en un vehículo de una tercera persona un total de 38.744,9 gramos, con un índice de THC de 15,96%. Se conformó con la pena que solicitó la fiscal y tendrá que cumplir tres años y seis meses de cárcel, amén de pagar una multa de 60.442 euros. Al igual que en el caso anterior, si no puede hacer frente a la sanción económica, tendrá que cumplir tres días más de cárcel sobre la pena anterior. El vehículo no fue decomisado ya que pertenece a otra persona.

 

 

 

Comentarios