Educación

REVÁLIDAS EN LA EDUCACIÓN

El PSOE se opone a las evaluaciones finales y reclama la derogación de la Lomce

NIÑOS CLASE COLEGIO
photo_camera Niños dan clase en un centro escolar ceutí/ ANTONIO SEMPERE

Los socialistas consideran que las pruebas finales tienen un excesivo peso sobre las calificaciones de los estudiantes, generan estrés al alumnado y condicionan su futuro educativo. 

El PSOE ceutí ha desautorizado en un comunicado el modelo de reválidas impuesto por la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). En su nota, la formación manifiesta su oposición al sistema de evaluaciones finales y reclama la derogación de la norma.

Los socialistas arremeten contra la potestad que la norma concede a las administraciones educativas para establecer planes específicos en los centros públicos que no alcancen los valores de calidad fijados por aquéllas.

Los socialistas ponen como ejemplo la experiencia de los docentes que este año han tenido que aplicar este tipo de pruebas, las cuales, a juicio del partido de Manuel Hernández, sólo ha servido para causar un “estrés innecesario” a los alumnos.

La principal crítica de los dirigentes del PSOE local se centra, sin embargo, en las evaluaciones finales previstas para 4º de ESO y 2º de Bachillerato. Estas pruebas suponen el 30% y el 40% de la clasificación final del estudiante, respectivamente. Los socialistas consideran que constituiría una responsabilidad no negociar este aspecto de la nueva ley. “Permitir esto supondría dejar a miles de alumnos de Secundaria sin la posibilidad de seguir estudiando enseñanzas post-obligatorias; luego que no se quejen de que los jóvenes ni estudian ni trabajan", protesta el PSOE en su nota. Los socialistas recuerdan al Gobierno del PP que frente a su modelo se encuentran una docena de comunidades autónoma y una comunidad educativa “enojada”.

Comentarios