Educación

¿Se puede atender a 30 adolescentes por clase? Así se lidia con la educación en Ceuta

Aulas Educación Ceuta

La ciudad copa una de las mayores ratios de alumnos a nivel nacional, y de alumnado más desfavorecido, tan solo superada por Melilla, pese a los anuncios de que se han rebajado en los niveles de Infantil y Primaria.

Aulas colapsadas. Casi una treintena de alumnos a disposición de un solo docente. La Educación es el caballo de batalla de todos los Gobiernos, independientemente, del tinte político. Constantes leyes de Educación se han sucedido en 30 años sin que se haya traducido en un cambio, o más bien, en una evolución palpable. Pero sí que ha habido una reivindicación por parte del cuerpo docente, que ha sido respaldada por los sindicatos, y versa sobre el colapso de las unidades, que se traduce en la incapacidad docente de atender adecuadamente a cada uno de los estudiantes.

La pandemia reabrió el debate con una cuestión clave: ¿Era necesario mantener el refuerzo docente? La contratación de profesores facilitó que ninguna clase superase los 25 alumnos (de hecho, no pasaban de 20) en primaria ni los 30 (eran muchos menos) en Secundaria. Esa es la última batalla educativa, entre centrales y familias por un lado (a favor) y Administraciones por otro (menos proclives si el gasto tiene que salir de sus presupuestos). En Ceuta la Dirección Provincial celebraba al inicio de este curso el contar con un “cupo” docente histórico que, entre otros factores, había facilitado reducir esas ratios en Infantil y Primaria. Pero muy lejos quedan de las cifras idóneas, y según el último informe elaborado por CCOOO al respecto, la ciudad encabeza la lista de comunidades con más alumnos por aula, tan solo superada por Melilla.

Se ha conseguido rebajar el numero de estudiantes en las unidades de inicio de la enseñanza, también facilitado como destacaba la directora provincial, Yolanda Rodríguez, a inicios de septiembre, por la caída de la natalidad. Sin embargo, en Secundaria o Bachillerato la saturación apenas deja un mínimo respiro al profesorado.

Ratios por nivel educativo
Ratios medias de alumnos por clase en cada nivel educativo, por comunidad autónoma. Datos del curso 2022-23

¿Cuáles son las razones para apoyar una reducción de la ratio?

Aparece una como principal: Atención a la diversidad. Los que apoyan este postulado entienden que un profesor no puede ofrecer una atención personalizada con el volumen actual de alumnos.

El problema no es tanto el número de estudiantes como tal como, sino el hecho de que la escuela ordinaria en Ceuta absorbe cerca del 90% de los alumnos con necesidades educativas especiales (NEE), cinco puntos superior a la tasa estatal. Esto, que es un hecho positivo porque permite a todos los niños crecer con sus iguales, cada uno con sus puntos débiles y sus fortalezas, exige un tiempo extra al tutor, y se convierte en un problema si no hay suficiente profesorado de apoyo. En general, la Administración determina un plan de recursos humanos y materiales de apoyo para cada alumno con NEE, pero muchas veces es insuficiente (un par de horas al día o no todas las jornadas).

Además, en un aula no solo hay alumnos con un plan de apoyo, sino estudiantes que requieren más atención, ya sea de forma puntual o permanente, por razones de desarrollo o del entorno socioeconómico.

Aulas más y menos saturadas por comunidades

Cuánto tendrían que disminuir las ratios medias de alumnos por clase en cada nivel educativo para atender correctamente la diversidad, por comunidad autónoma. Datos del curso 2022-23

CC Aulas más y menos saturadas

La pandemia ha servido para poner el debate de las ratios sobre el tapete. La ministra de Educación, Pilar Alegría, ha reiterado en numerosas ocasiones que cree que una bajada de las ratios de alumnos para clase de manera generalizada tendría demasiado coste y no tanto beneficio, y que el Ministerio apuesta más por bajadas selectivas en centros de difícil desempeño o con alta presencia de alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo. Se da la circunstancia de que el territorio que gestiona directamente Educación, es decir, Ceuta y Melilla, presenta de las peores estadísticas en este apartado.

Desde CCOO han estudiado la presencia de alumnado con necesidades específicas en los diferentes grupos y proponen contar a estos estudiantes en sus grupos como si fueran dos personas a la hora de fijar las ratios (algo que se hace de manera parcial en algunas comunidades). Por ejemplo, una clase con 23 alumnos de los que tres son ACNEAE contaría como si tuviera 26 miembros. A partir de ahí el sindicato ha calculado- de media con los datos oficiales-, cuántos estudiantes menos debería tener cada clase para que se cumpliese la ratio máxima. La traducción de esta propuesta es que es diferencial: va a tener menos alumnado un grupo con ACNEAE que otro que no tiene.

Según estos cálculos, las clases deberían tener- siempre de media y siempre según estimaciones-, un alumno menos en Primaria y otro en Secundaria, aunque con grandes diferencias entre territorios. En Primaria destacan (por exceso) Melilla (haría falta rebajar 6,2 alumnos por aula), Baleares (4,98), Ceuta (4,43), la Comunidad Valenciana (3,43) y Catalunya (2,57). En Secundaria son básicamente los mismos y en el mismo orden.

Con ello, la bajada de las ratios mejora la calidad para todos, pero beneficiaría al alumnado más desfavorecido.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad