Educación

Aguas revueltas en la Dirección Provincial

Asesores de Rodríguez se plantean dimitir tras las decisiones unilaterales de la directora de Educación

yolanda rodríguez y Cornax
photo_camera Yolanda Rodríguez, directora provincial del MEFP (C.A.)
 Ya la Junta de Personal Docente no Universitario mostró su desencanto con Yolanda Rodríguez la pasada semana. 

El curso escolar 2021-2022 presentará novedades con respecto al actual debido al decremento de la incidencia acumulada de casos de covid que se han venido registrando durante las últimas semanas. Al menos, en eso se trabaja, esperando que no haya sorpresas y la tendencia se mantenga, que parece lo normal al acercarnos con cierta celeridad a la inmunidad de grupo. Adiós a los turnos de tres horas y vuelta a las clases de cinco horas como antes de la pandemia, con permiso de Sanidad ya que es el deseo de toda la comunidad educativa. 

Sin embargo, estas buenas perspectivas y la preparación del próximo curso choca con el ambiente que se respira desde hace varias semanas en la Dirección Provincial desde que asumiera el cargo la nueva directora, Yolanda Rodríguez. Un ambiente que se ha enrarecido en los últimos días. Las aguas en la sede de Echegaray andan revueltas y las dimisiones por no estar de acuerdo en la gestión, podrían producirse a corto plazo. 

Este medio ha podido conocer que existe un gran malestar en responsables directos de la línea educativa que está marcando Rodríguez, quien llegó a Ceuta a principios de este año. 

Al asumir el cargo, Yolanda Rodríguez se refirió a una política de consenso, de abrir puentes y puertas para llegar a acuerdos teniendo como prioridad la calidad de la educación, pero no parece que lo esté consiguiendo, ni con los agentes sociales que ya han manifestado en boca del presidente de la Junta de Personal Docente no Universitario, al señalar que “nos sentimos engañados", ni en algunos técnicos de la Dirección Provincial, jefes de unidades y asesores, que están pensando en dimitir de sus cargos 

En el haber de la directora se encuentra la destitución del jefe de Nóminas y las incidencias que sustitutos interinos tuvieron con sus salarios. Los representantes sindicales denunciaron entonces que el Ministerio no estaba tratando bien a los trabajadores más "precarios" en lo que respecta a sus remuneraciones. 

La brecha existe, y no nos referimos esta vez a la social en términos educativos, y si Yolanda Rodríguez no es capaz de reconducir la situación, tendrá que aceptar la marcha de algunos de sus colaboradores y buscarse otros apoyos técnicos. Algunas de estas personas llevan años trabajando con anteriores directores provinciales.