Frontera

Una Operación Minerva sin Paso del Estrecho y con requiebros del Gobierno español a Frontex

Vehículos de la Guardia Nacional Republicana portuguesa en el puerto (C.A.)
photo_camera Vehículos de la Guardia Nacional Republicana portuguesa en el puerto (C.A.)

El dispositivo, cuyo objetivo es reforzar las inspecciones en frontera en los puertos de Algeciras, Tarifa y Ceuta para luchar contra la inmigración ilegal y otras manifestaciones de delincuencia transfronteriza, se prepara en un contexto radicalmente diferente al de otros años.

La Operación Minerva, un dispositivo organizado por la Policía Nacional y coordinado por Frontex, ultima los preparativos de su edición de este año en plena crisis hispano-marroquí, sin Paso del Estrecho y con la pretensión del Gobierno español de propiciar una mayor presencia de la agencia europea de fronteras en Ceuta y Melilla. La presencia de agentes de la Guardia Nacional Republicana de Portugal revela ya la actividad desplegada con motivo de la inminente puesta en marcha del dispositivo.

Minerva tiene como objetivo reforzar las inspecciones en frontera en los puertos de Algeciras, Tarifa y Ceuta para luchar contra la inmigración ilegal y otras manifestaciones de delincuencia transfronteriza, incluyendo la amenaza terrorista.

zx12zx15La presencia de los agentes europeos en Ceuta cobra en esta ocasión una especial relevancia. Según revelaba ayer el diario “El País”, el Gobierno de España planea solicitar la presencia de Frontex en las dos ciudades autónomas, una iniciativa con la que se pretendería, en plena crisis con Marruecos, hacer patente el hecho de que Ceuta y Melilla constituyen la frontera exterior de la Unión Europea.

El pasado 18 de mayo, un portavoz de Frontex aseguró que la agencia se encontraba en disposición de ofrecer a España “ayuda adicional” durante la crisis fronteriza que se tradujo en la entrada en Ceuta de unas 10.000 personas procedentes del país vecino.

Ya en enero, el director de la agencia, Fabrice Leggeri, aseguraba que Frontex había establecido un “marco operacional y legal” para actuar en España a lo largo de todo el año.

La presencia de Frontex en Ceuta es una de las iniciativas que el Gobierno español maneja para responder al envite lanzado por Marruecos en el escenario de las dos ciudades autónomas. Otra de las medidas que maneja España para contestar a Rabat es la supresión de la exención de visado para entrar en Ceuta y Melilla de la que disfrutan los residentes en las provincias marroquíes limítrofes a las dos ciudades autónomas.

Comentarios