Inmigración

“Esto va a ir in crescendo; no queremos que Ceuta seA un lugar de confinamiento”

La Ciudad cree que el servicio militar obligatorio en Marruecos animará la llegada de más menores marroquíes

Dos niños, encaramados a una verja del recinto portuario (C.A.)
photo_camera Dos niños, encaramados a una verja del recinto portuario (C.A.)

Según los datos facilitados por la Ciudad, la ratio de menores extranjeros por cada 1.000 habitantes en Ceuta (4) multiplica por 8 la correspondiente a Andalucía (0,5), uno de los territorios peninsulares donde se registra una más elevada incidencia de la inmigración protagonizada por menores de edad.

El Gobierno local augura que la recuperación de la obligatoriedad del servicio militar para los jóvenes marroquíes se traducirá a lo largo de los próximos meses en un incremento en el número de la llegada de menores extranjeros a la ciudad. Ésta es una de las reflexiones que la consejera de Sanidad, Servicios Sociales y Menores, Adela Nieto, ha compartido hoy en una comparecencia ante periodistas organizada para explicar la iniciativa impulsada por la Ciudad con el propósito de devolver al Estado las competencias sobre menores extranjeros.

Según Nieto, el incremento en un 54% del número de menores que han llegado a la ciudad procedentes de Marruecos entre enero y septiembre marca una tendencia alcista que se prolongará al resto del año. “Esto va a ir in crescendo, y lo que no queremos es que Ceuta se convierta en un lugar de confinamiento”, ha alertado Nieto.

Las cifras oficiales ofrecidas por la Ciudad revelan que los centros de acogida albergan a 300 menores extranjeros, a los que habría que sumar otros 80 que deambulan por las calles de Ceuta.

 

Devolución de las competencias

Nieto ha insistido en que el Gobierno local no planteará ninguna petición a Madrid entretanto no concluyan los estudios que permitan determinan la viabilidad legal del retorno de las competencias al Estado. La consejera ha recordado que no hay precedentes que permitan servir de referencia para el proceso que la Ciudad ha impulsado. Nieto ha avanzado que una vez se concluyan los informes recabados, proceso que podría culminar en apenas quince días, se dará traslado de los mismos a los distintos grupos de la oposición en la Asamblea.

El proceso abierto se conducirá en coordinación con las autoridades de Melilla.

 

Aplicación del convenio con Maruecos

La “situación de colapso” a la que Nieto se ha referido para describir la falta de medios al alcance de la Ciudad para gestionar el destino de estos menores encontraría, a juicio de la Ciudad, una válvula de escape en la aplicación del convenio suscrito en su día entre España y Marruecos sobre tránsito de menores a través de la frontera. El acuerdo, que entró en vigor en octubre de 2012, establecía las bases de la cooperación entre ambos países en materia de prevención de la inmigración ilegal de menores no acompañados.

Según los datos facilitados por la consejera, la ratio de menores extranjeros por cada 1.000 habitantes en Ceuta (4) multiplica por 8 la correspondiente a Andalucía (0,5), uno de los territorios peninsulares donde se registra una más elevada incidencia de la inmigración protagonizada por menores de edad.

Nieto ha subrayado que, en el caso de que finalmente la cesión de las competencias acabará materializándose, los trabajadores municipales adscritos al servicio serían reasignados a otros departamentos.

Comentarios