Inmigración

Su derogación es "un error de consecuencias impredecibles para la ciudad", según el PP

marcha-inmigrantes1
photo_camera Imagen de la última marcha por la dignidad en la playa del Tarajal / C.A.

Los populares consideran fundamental para la ciudad esta ley porque permite afrontar “la creciente presión migratoria con líneas de actuación que apoyen una inmigración legal, ordenada, vinculada al empleo y respetuosa con los valores europeos". 

El PP de Ceuta sale a la palestra para defender el mantenimiento de la Ley Orgánica 4/2015 protección de la Seguridad Ciudadana tras propuesta planteada por el grupo socialista en el Congreso para derogar la norma que permite que los extranjeros que sean detectados en la línea fronteriza de la demarcación territorial de Ceuta o Melilla mientras intentan superar los elementos de contención fronterizos para cruzar irregularmente la frontera puedan ser rechazados a fin de impedir su entrada ilegal en España. “En definitiva, el PSOE pretende que no se pueda retornar a Marruecos a los inmigrantes que sean interceptados saltando la valla”, remarcan a través de una nota de prensa.

Los populares consideran que dicha norma es fundamental para la ciudad porque permite afrontar “la creciente presión migratoria con líneas de actuación que apoyen una inmigración legal, ordenada, vinculada al empleo y respetuosa con los valores europeos. Nos oponemos a que se pueda acceder a nuestro territorio por otros puntos que no sean los habilitados legalmente”. En su defensa de esta norma, el PP cree que su derogación podría suponer un efecto pernicioso para los propios inmigrantes que pondrán en riesgo su vida y la de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado responsables de la custodia del perímetro fronterizo y “porque ya existen sistemas habilitados en nuestra frontera para permitir el derecho de los refugiados a solicitar asilo”.

Al margen de la cuestión especifica de las fronteras, en términos generales, los populares lamentan que la referida Ley haya estado sometida a un ataque continuo por los demás partidos políticos con argumentos “tan peregrinos como que impedía  el derecho de manifestación, que sería imposible protestar ante el Congreso, que nadie podría tomar imágenes de una manifestación, que se practicarían controles masivos en las calles y que los ciudadanos serían cacheados indiscriminadamente y llevados arbitrariamente a comisaría. Se ha demostrado que dichas afirmaciones demagógicas eran rotundamente falsas. En nuestra Ciudad, sin ir más lejos, y por poner un ejemplo ha habido manifestaciones diversas desde la entrada en vigor de la Ley sin que ningún ciudadano pueda alegar que se le haya impedido el ejercicio de sus legítimos y constitucionales derechos”.

Desde Ainara aseguran que aún PSOE y Ciudadanos aún están a tiempo de “no cometer un error de consecuencias impredecibles para nuestra ciudad".

Comentarios