Inmigración

SU PARTIDA DE NACIMIENTO FUE OBVIADA

España reconoce la minoría de edad de un joven al que expulsó a través de El Tarajal

frontera tarajal
photo_camera Paso fronterizo de El Tarajal/ ANTONIO SEMPERE

El adolescente, un marroquí de 16 años, había acreditado su edad mediante una partida de nacimiento, certificación que no impidió su expulsión desde Ceuta en enero de 2014. 

España ha reconocido la minoría de edad del adolescente de 16 años al que en enero de 2014 expulsó a Marruecos a través de la frontera de El Tarajal, según informa Europa Press. El joven, de nacionalidad marroquí, había llegado a bordo de una patera a las costas de Cádiz en 2013 y se encontraba internado en un centro de menores en Bilbao.

La Administración abrió un procedimiento de expulsión que el abogado de oficio del joven intentó paralizar mediante la acreditación de una partida de nacimiento que certificaba su condición de menor de edad. El documento, sin embargo, llegó fuera de plazo.

El letrado planteó entonces un recurso de reposición para obtener la nulidad de la orden de expulsión, petición que fue desestimada también por una cuestión de plazos. El adolescente se trasladó entonces a Barcelona, donde ingresó en un centro de menores.

Pese a estar en posesión de la documentación que acreditaba su minoría de edad, la Fiscalía de Barcelona ordenó someter al joven a un test que permitiera determinar su fecha de nacimiento. Ante las pruebas radiográficas aportadas, el fiscal resolvió que el menor tenía más de 18 años.

El joven volvió a trasladarse de ciudad, esta vez camino de Bilbao, donde fue acogido en otro centro de menores. La policía se presentó en las instalaciones para conducir al adolescente al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, en Madrid, como paso previo a su expulsión.

La Fundación Raíces, dedicada a la defensa de menores españoles y migrantes, alertó al Defensor del Pueblo de la situación y advirtió al juez de vigilancia del CIE de la llegada de un menor a sus instalaciones. El joven no llegó a ser internado en las depedencias pero fue trasladado a Ceuta desde donde fue expulsado.

La Fundación presentó una denuncia ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Cádiz cuya resolución se ha demorado tres años. Mientras, el adolescente consiguió volver a España oculto en los bajos de un camión.

El joven fue expulsado por Ceuta a Marruecos el 16 de enero de 2014. Recibió por fin protección en Cataluña el 8 de septiembre de 2015, cuando la Dirección General de Atención a la Infancia (DGAIA) declaró que se encontraba en desamparo.

Comentarios