Inmigración

DEVOLUCIONES EN CALIENTE

España sostiene ante el Tribunal de Estrasburgo que no es preciso saltar la valla para encontrar protección

salto-benzu-9jpg
photo_camera Un grupo de inmigrantes reunidos tras franquear la valla de Benzú la pasada Nochebuena/ ANTONIO SEMPERE

El Gobierno emplea este argumento para defenderse de la denuncia interpuesta por dos migrantes que fueron devueltos a Marruecos después de franquear la valla de Melilla. Las oficinas de protección internacional a las que alude España no son accesibles, sin embargo, a los migrantes procedentes de países subsaharianos. 

El Gobierno español se defiende ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Según revela el digital eldiario.es, España, denunciada ante la corte por la devolución ilegal a Marruecos de dos hombres en la valla de Melilla, ha argumentado que la protección internacional a los migrantes está disponible en nuestro país sin necesidad de franquear el cercado fronterizo.

Las autoridades españolas aluden a las oficinas de asilo inauguradas en los pasos fronterizos de las dos ciudades autónomas, unas instalaciones a la que no tienen acceso físico los migrantes subsaharianos. Además, tal y como señala eldiario.es en una información firmada por Gabriela Sánchez, en la fecha en la que se produjeron las devoluciones denunciadas, tales oficinas ni tan siquiera existían.

El Gobierno español siempre ha defendido la procedencia de las “devoluciones en caliente” que, bajo la denominación de “rechazos en frontera”, fueron amparadas legalmente a través de una modificación normativa incluida en la recientemente aprobada Ley de Seguridad Ciudadana.

Las oficinas de asilo y la protección de la frontera, según el argumentario defendido por España ante el Tribunal, resultan “importantes” para “salvaguardar los derechos humanos”.

España llega a solicitar que se establezca una nueva interpretación de la legislación europea que atienda las “particularidades” que se dan en Ceuta y Melilla por su condición de ciudades africanas.

Comentarios