Inmigración

Jornadas de trabajo con el Área de Menores de Ceuta y otras organizaciones

El Gobierno prepara una estrategia nacional de derivación y reparto de menores por autonomías

directora general de la infancia
photo_camera directora general de la Infancia (C.A.)
El punto más débil de esta iniciativa es la financiación, según ha reconocido la directora general de la Infancia en su visita a Ceuta.  

La directora general de la Infancia, Violeta Assiego, ha explicado que el Gobierno de la Nación pretende poner en marcha una estrategia con el consenso de las autonomías para que "haya un mecanismo nacional de derivación y repartos objetivos, como se hizo con Ceuta y Canarias". 

Ese mecanismo, en casos de necesidad, se activaría a través de una conferencia sectorial para poder habilitar plazas según las capacidades de las diferentes comunidades autónomas. "Hay que medir muy bien y tener muy presente su esfuerzo de acogida", ha indicado Assiego. 

Asegura que la "receptividad de las comunidades autónomas es total a buscar soluciones, pero hay muchas variables a tener en cuenta". Se trata de que los criterios quedaran plasmados, también si, en un momento determinado, "se produce un movimiento en la frontera que requiera el reparto". El mecanismo tiene ahora que activarse y aprobarse. Es un compromiso -ha indicado- que se tomó en el Consejo Territorial en mayo y luego "presentamos un documento en julio"; ahora -agrega- "todos tenemos que ponernos de acuerdo". 

La estrategia tiene que ser estatal, integral y estable y necesita de la colaboración de las administraciones, de todas, ha señalado. "Trata de hacer un ejercicio de pedagogía de por qué son personas vulnerables y por qué hay que respetar sus derechos". En la redacción de esta estrategia se habla de planes de contingencia, de prácticas que ya se llevan a cabo en algunas comunidades. 

"No es una estrategia copiada de un manual, sino fruto de las conversaciones con las autonomías y de las recomendaciones como UNICEF y Save the Children, así como del Defensor del Pueblo y teniendo en cuenta las normativas, de la aplicación de los derechos del niño y de la propia legislación".

Debe recoger alternativas "duraderas", ha puntualizado la director general. 

El punto más débil de la estrategia es la financiación, según ha reconocido la directora general de la Infancia, Violeta Assiego.  

Comentarios