Inmigración

28 subsaharianos que intentaron cruzar a Melilla, a juicio el miércoles

subsaharianos cruzan por el barrio Chino a Melilla
photo_camera 133 personas entraron en Melilla y todas solicitaron protección internacional

Serán juzgados en Nador. En las últimas semanas, otros 47 subsaharianos fueron condenados a varios meses de prisión

Un mes y medio después de que centenares de inmigrantes intentaran cruzar a la fuerza la frontera de Melilla, un grupo de 28 subsaharianos será juzgado el miércoles en Nador. Principalmente de Sudán y Chad, los acusados se encuentran entre los 1.500 inmigrantes que intentaron cruzar la valla Melilla, por la zona del barrio Chino el pasado 24 de junio. Aunque las cifras de fallecidos difieren entres las que ofrecen las autoridades marroquíes y las ONG's, al menos 23 perdieron la vida en el intento de cruzar a España.

Rabat ha acusado a Argelia de esta tragedia, a la que recrimina de alentar a las redes de tráfico. Se trata del mayor número de víctimas jamás registrado en los pasos de Melilla y Ceuta.

La aparición de un número tan grande de inmigrantes ante los tribunales de Marruecos tampoco tiene precedentes. En las últimas semanas, otros 47 subsaharianos fueron condenados a varios meses de prisión, procesados por, entre otras cosas, "entrada ilegal" en el país y "pertenencia a una banda criminal de inmigración ilegal".

"Estamos presenciando un giro de 180 grados en la política migratoria española a espaldas de los inmigrantes", dijo Omar Naji, de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH). Este endurecimiento rompía con el chantaje migratorio ejercido hasta entonces por Marruecos para presionar a España, como el ocurrido en mayo de 2021, cuando más de 10.000 personas cruzaron a Ceuta en lo que se intuye como la reacción a la estancia en España, unas semanas antes, del líder del Frente Polisario para una atención médica.

En mayo de este año, las relaciones entre Rabat y Madrid se destensaron “cambiando” las reglas del juego. "Los marroquíes quieren mostrar a los españoles de lo que son capaces de controlar las fronteras para obtener más financiación de los europeos", asegura Naji. En general, "Marruecos ha intentado, desde hace seis meses, posicionarse de una manera más occidental", según un análisis del presidente del Instituto de Prospectiva y Seguridad en Europa, Emmanuel Dupuy: "La cuestión migratoria y la cooperación en la lucha contra el terrorismo están en el corazón de la nueva diplomacia ofensiva de Marruecos".

Comentarios