Inmigración

dos meses y medio sin saltos masivos a la valla

Marruecos mantiene alejada de Ceuta la presión migratoria

VALLA SALTO MARRUECOS
photo_camera Migrantes encaramados a la valla en un intento de salto masivo/ C.A.

Las continuas redadas llevadas a cabo por Marruecos en los montes más próximos a la frontera con Ceuta han hecho disminuir de manera considerable la presión migratoria hasta tal punto que no se producen saltos masivos a la valla desde hace dos meses y medio. 

repooooLa situación migratoria ha variado de unos meses hasta ahora. Las continuas redadas llevadas a cabo por Marruecos en los montes marroquíes más próximos a la frontera con Ceuta han hecho disminuir de manera considerable la presión migratoria que la ciudad lleva padeciendo desde hace muchos años, hasta tal punto que no se producen saltos masivos a la valla desde hace dos mese y medio.

La última vez que se produjeron entradas de este tipo fueron el 17 y el 22 de febrero. En menos de 72 horas 850 migrantes consiguieron acceder a territorio español. Un hecho que colapsó totalmente el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), llegando a albergar a más de un millar de personas.

La saturación obligó al CETI a montar un campamento provisional en el que acoger a unos 200 migrantes que no podían ser atendidos en las instalaciones habituales. 

Desde entonces, Marruecos no ha cesado de realizar redadas con las que evitar que los migrantes se acumulen en los bosques próximos al perímetro fronterizo ceutí y posteriormente intenten una entrada en grupo.

En estos momentos, tal y como ha podido saber Ceuta Actualidad, los bosques y las carreteras donde normalmente acampaban estas personas a la espera de entrar en Ceuta están vacíos, muchos han sido quemados. Ni rastro de estos migrantes que son deportados por la Gendarmería de Marruecos y llevados a lugares lejanos. 

Algunos de estos migrantes se instalan en barriadas de la periferia de Tánger. Allí malviven a la espera de saber qué les deparará el futuro. Muchas organizaciones y oenegés, sabiendo cuál es su situación, se trasladan hasta estos lugares para intentar ayudarles a sobrevivir.repo

Es el caso de una oenegé de Loeches, Madrid, que este fin de semana se ha desplazado hasta Ceuta para visitar a los migrantes y saber cómo se encuentran. Estas personas han estado coordinadas en todo momento por el activista ceutí, Reduan M.J que los ha ayudado en el almacenamiento del material que han repartido y en el traslado.

Tras pasar la frontera, los miembros de la oenegé y el activista ceutí, visitaron a los migrantes repartidos por las barriadas de Tánger y les entregaron ropa, comida y enseres de higiene personal. En total han atendido a unas 35 personas. 

 

Cambio de estrategia

Esta situación está obligando a los migrantes a cambiar su estrategia de entrada a Ceuta. Las continuas redadas están imposibilitando a estas personas acercarse a los bosques y esperar hasta conseguir saltar la valla.

La otra opción barajada para acceder a territorio español es por mar, a través de pateras. Una posibilidad que también se ha visto apagarse en el tiempo debido al coste que deben pagar los migrantes por conseguir una plaza en estas embarcaciones. 

A día de hoy muchas de estas personas optan por esconderse en los vehículos para poder entrar por la frontera y ver cumplido su sueño de llegar a Europa. 

 

 

 

 

Comentarios