Inmigración

Jorge Bergoglio censura el empleo de cuchillas en las vallas fronterizas durante una entrevista concedida al programa "Salvados"

“Nos hemos acostumbrado a esto", lamenta el papa con un trozo de concertina entre las manos

El papa Francisco sostiene un trozo de concertina mientras conversa con el periodista Jordi Évole (LA SEXTA)
photo_cameraEl papa Francisco sostiene un trozo de concertina mientras conversa con el periodista Jordi Évole (LA SEXTA)

El papa Francisco ha censurado en el programa "Salvados" de La Sexta, emitido esta noche, el uso de instrumentos que, como las concertinas que coronan las vallas de Ceuta y Melilla, son empleados para frenar los movimientos migratorios. 

“Es tal la inconsciencia que parece lo más natural: nos hemos acostumbrado a esto”. Estas son las palabras que el papa Francisco ha pronunciado ante el periodista Jordi Évole mientras sostenía entre sus manos un pequeño segmento de las concertinas que coronan las vallas de Ceuta y Melilla. La Sexta ha emitido esta noche la entrevista que el papa ha concedido al programa “Salvados”, en cuyo transcurso ha reflexionado sobre el fenómeno migratorio.

Durante la hora de entrevista, Francisco ha formulado, sin desprenderse de las cuchillas que le ha proporcionado el periodista español,  una breve consideración acerca de los medios de los que se valen los países desarrollados para frenar los flujos migratorios: "Esto es lo más inhumano que hay: demuestra hasta dónde es capaz de descender la humanidad de una persona".

 

En Marruecos, contra las devoluciones masivas

Ayer mismo, Jorge Bergoglio mostraba su rechazo durante una visita a un centro de Cáritas en Rabat a las expulsiones masivas de inmigrantes y reclamaba que la regulación de las familias y de los menores extranjeros que llegan a Europa se simplifique.

El papa ha subrayado que el recurso a las devoluciones masivas no permite descender al detalle de las singularidades que se dan en cada caso particular. “No pueden ser aceptadas”, ha sentenciado.

En su encuentro con los migrantes atendidos en el centro de Cáritas, Bergoglio ha insistido en que son derechos cuyo ejercicio es necesario garantizar tanto el de emigrar como el de “encontrar en la propia patria las condiciones que permitan una vida digna".

"La capacidad de dejarse conmover por quien llama a la puerta" es, según ha defendido el papa, la referencia con la que ha de medirse el progreso de los pueblos.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad