Inmigración

Marruecos quema los asentamientos de los migrantes

La presión migratoria se reduce en Ceuta un 14% con respecto a 2016

migrantes valla
photo_camera Migrantes encaramados a la valla (ARCHIVO)

Este año han entrado en la ciudad de manera ilegal 2.252 migrantes y han sido trasladados a la Península casi 2.000 personas. Al otro lado de la frontera 1.000 subsaharianos esperan su oportunidad para acceder a territorio español, mientras tanto Marruecos se dedica a quemar sus asentamientos con el fin de alejarlos de la valla.

salto 9 diciembre inmigrantesEste año que está a punto de finalizar, un total de 2.252 migrantes han conseguido entrar a la ciudad ya sea franqueando el vallado, por patera o escondidos en vehículos. Las cifras demuestran que la presión migratoria ha disminuido este año con respecto a 2016 en un 13,8%. De los que han accedido 1.605 son de origen subsahariano, 512 argelinos y 126 de otras nacionalidades.

Las entradas masivas más numerosas se produjeron en febrero y en agosto.

En febrero, la primera fue el día 17 en el que 500 migrantes saltaron la valla de El Tarajal. En esta entrada once guardias civiles y 25 migrantes resultaron heridos.inmigrantes cruz roja patera a 1,7 millas de punta almina

Tres días después una nueva entrada por el vallado, en esta ocasión lo lograron 300 migrantes.

En agosto los accesos también se produjeron con pocos días de diferencia, uno el 1 y el otro el 7. Alrededor de 260 migrantes entraron.

Salida inmigrantes dia 5-5-2016 (1)A medida que iban entrando a la ciudad, el CETI también los ha trasladado a centros de la Península. Durante 2017, 1.927 migrantes han abandonado las instalaciones del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes, de los cuales la mayoría han sido subsaharianos, 15 argelinos y cinco asiáticos.

Los argelinos y asiáticos conseguían abandonar la ciudad después de muchas protestas ya que aseguran que no se les da el mismo trato que al resto de migrantes. Actualmente, aún permanecen en la ciudad muchos de estos migrantes que siguen con su lucha. El Gobierno los está trasladando a cuenta gotas.

Desmantelando campamentos

IMG-20171226-WA0000Desde la entrada masiva de agosto, muchos han sido los intentos realizados para acceder a territorio español. Día sí día no la valla que separa Ceuta y Marruecos experimenta un acercamiento de grupos dispersos que buscan el momento adecuado para poder colarse. El último intento lo ha llevado a cabo un grupo formado por casi mil migrantes el pasado fin de semana, coincidiendo con la Nochebuena y la Navidad. Unos 30 consiguieron esquivar los controles marroquíes y se encaramaron a la valla, poco tiempo después la Guardia Civil los devolvía al país vecino.

Marruecos con el fin de mantenerlos alejados y con el objetivo de que desistan ha realizado en varias ocasiones redadas por los bosques en los que se asientan estos migrantes, llegando incluso a quemar las zonas en las que malviven.

La presión migratoria, según los datos, ha disminuido con respecto a 2016, sin embargo al otro lado de la frontera existen miles de personas esperando una vida mejor.

Comentarios