Inmigración

La Guardia Civil y la Policía Nacional se despliegan en el puerto

Arranca la "Operación Feriante"

La labor de los agentes había logrado a las nueve y media de la mañana interceptar a una decena de migrantes emboscados en los automóviles de carga en los que los feriantes cargan las estructuras de sus atracciones.

Los controles policiales en la explanada portuaria de Poniente y en el área de pre-embarque de vehículos se han extremado a lo largo de la mañana de este martes con motivo de la “Operación Feriante”. El dispositivo, en el que participan agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, trata de evitar que migrantes consigan acceder clandestinamente a los barcos que cubren la travesía camuflados en los camiones de las atracciones de feria.

La labor de los agentes había logrado a las nueve y media de la mañana interceptar a una decena de migrantes emboscados en los automóviles de carga en los que los feriantes cargan las estructuras de sus atracciones.

La Policía Nacional ha vuelto a valerse en sus controles de la llamada “máquina de latidos”, un recurso que actúa a modo de enorme fonendoscopio que, mediante la aplicación de ventosas a los vehículos, capta la actividad cardíaca de quien se oculta en su interior. El dispositivo, que se repite cada año tras la celebración de las fiestas patronales, tiene en los perros de las unidades cinológicos a sus principales cómplices.

El operativo se mantendrá, al menos, hasta el miércoles.

El año pasado, las Fuerzas de Seguridad revisaron 337 automóviles y localizaron en ellos a 82 personas escondidas, el doble que en 2017 (41).

Comentarios