Inmigración

Carmen Molina, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia del Comité Español de Unicef

"Son niños antes que migrantes y hemos de darles la atención de seres humanos"

unicef
photo_camera Carmen Molina, UNICEF (C.A.)

Las recomendaciones de Unicef se incluyen en la nueva estrategia estatal de derivación, reparto y atención de menores que activará el Gobierno de acuerdo con las comunidades autónomas.

Carmen Molina ha viajado esta semana a Ceuta para conocer de primera mano la realidad de los menores marroquíes y su situación actual en la ciudad tras la entrada que se produjo por la frontera los días 17 y 18 de mayo. Según la Policía Nacional más de 1.000 menores accedieron entonces a Ceuta. 

Unas reuniones de trabajo y una presentación de un estudio de la situación de los niños migrantes en Canarias, la han traído a Ceuta. Ella es directora de Sensibilización y Políticas de Infancia del Comité Español de Unicef. 

Opina que el flujo migratorio se va "incrementando todos los años" y es oportuno "hacer un estudio de cómo se trata este problema". Ha puntualizado que es un problema "nuevo, en cierto modo", porque pasamos de "goteos a picos" y no sabemos si eso seguirá así. Por eso, opina que hay que estar preparados para los próximos años. 

Muchas de las recomendaciones de Unicef están recogidas en la Estrategia estatal que se ha presentado por la Dirección de Infancia y Adolescencia. "Son fundamentales para tener un modelo de emergencias en el que se pueda dar con cierta rapidez todas las evoluciones del interés de los niños, donde se puedan garantizar plenamente sus derechos". 

Molina recuerda que "son niños ante todo, antes que migrantes y necesitamos darle la atención de seres humanos y garantizar todos sus derechos íntegramente". Sobre la puesta en marcha de lo que debe ser un sistema de cómo se les acoge y cómo tienen que ser los protocolos de actuación "Unicef somos expertos". Estas prácticas están más desarrolladas en otros países que en España, ha dicho la experta. 

"Ceuta hemos visto que ha sido supersolidaria y lo sigue siendo, porque lo vemos en las calles", ha señalado. Molina afirma que estos niños "viven una ansiedad y una frustración por no saber bien qué va a ser de ellos y qué va a pasar. Han huido de una situación y de repente se encuentran en unos lugares donde se les hace una serie de protocolos, se les pasa por ciertos trámites. Hay que saber dirigir su frustración, darles una comunicación y eso se intenta con evaluaciones del interés superior del menor". 

En el lapso de tiempo de trabajo, Unicef va a estar en Ceuta apoyando. "Nuestro conocimiento lo vamos a aportar para ayudar a los niños", ha precisado Carmen Molina. "Son niños y tenemos que protegerlos".

Esto ha sido una emergencia, pero "probablemente tendremos muchos más flujos migratorios en los próximos años y tenemos que estar preparados para enfrentarlos", opina la dirigente de Unicef.  

 

 

 

Comentarios