Laboral

la movilización arrancaba esta medianoche

Un acuerdo de última hora permite desactivar la huelga de limpieza

Trabajadores del sector de la limpieza en las instalaciones de Benzú (ARCHIVO)
photo_cameraTrabajadores del sector de la limpieza en las instalaciones de Benzú (ARCHIVO)

Tras dos jornadas de reuniones entre la Patronal y la Ciudad, los sindicatos eran convocados a las diez de la noche a un encuentro del que salió el acuerdo que ha evitado la huelga en el sector de la limpieza pública. 

No habrá huelga de la limpieza pública. El comité de empresa del sector y la patronal han alcanzado un acuerdo por el que, tal y como demandaban los trabajadores, el convenio colectivo acordado en su día por las partes será finalmente aplicado. El acuerdo llega después de que durante las jornadas de ayer y hoy representantes de Trace, concesionaria del servicio municipal de limpieza y recogida viaria y principal empresa del sector, y responsables del Gobierno local mantuvieran encuentros con el propósito de desbloquear el conflicto.

Tal y como ha adelantado Ceuta Actualidad, las negociaciones mantenidas entre Trace y la Ciudad se han saldado con un cambio en la dirección del contrato del servicio, a petición de la empresa de la limpieza.

La petición de Trace era una condición previa a desbloquear el convenio colectivo del sector de la limpieza, cuya paralización era la causa de la convocatoria de huelga.

La patronal convocaba a las cinco de la tarde a la representación sindical a un encuentro en el que, finalmente, no se llegaba a alcanzar ningún acuerdo.

Ha sido en una reunión convocada a las diez de la noche donde se ha formalizado el acuerdo entre las partes. La Ciudad se ha comprometido con los trabajadores de Trace para aplicar el nuevo protocolo de control.

La huelga, que debía iniciarse esta medianoche, ha quedado suspendida.

El sector de la limpieza pública aglutina a Trace, Urbaser, Taler y ACC. Los trabajadores acusaban a la patronal de mantener paralizado el convenio colectivo suscrito el pasado julio. El documento no había entrado en vigor por un defecto formal.

Aunque formalmente el conflicto se planteaba en todo el sector, la solución al mismo se dilucidaba en el contexto de las relaciones mercantiles entre la Ciudad y Trace. Las divergencias en torno al cumplimiento del contrato de la limpieza municipal convertían la mesa en la que se sentaban los representantes del Ayuntamiento y la empresa en el foro previo donde debía adoptarse un acuerdo sin el cual sería imposible sellar un pacto con los trabajadores que permitiera la desconvocatoria de la huelga.

Comentarios