Sociedad

miles de fieles se citan en loma margarita

La Musala marca el inicio del Eid El Kebir, una fiesta religiosa y solidaria

La comunidad musulmana celebra este lunes la fiesta religiosa más importante del calendario islámico, la Pascua del Sacrificio. El día ha comenzado con un rezo comunitario en Loma Margarita, un acto religioso que ha concentrado a miles de fieles. 

La comunidad musulmana celebra hoy la fiesta religiosa más importante del calendario islámico, el Eid El Kebir, la Pascua del Sacrificio. El día ha comenzado con un rezo comunitario, la Musala, a las 09.00 horas en Loma Margarita. Un acto religioso que ha concentrado a miles de fieles y que sólo ocurre dos veces al año: al terminar el Ramadán y tal día como hoy. 

A primeras horas de la mañana los musulmanes acudían a la oración tras haber hecho la ablución mayor o gusl y haberse ataviado con sus mejores ropas. Una vez en la explanada habilitada, los fieles recitan unos versículos que sólo se cantan durante las dos fiestas anuales, Ramadán y Borrego, y en los enterramientos. 

A continuación, los musulmanes glorifican a Dios hasta que el imán inicia la oración recitando siete takbir y realizando dos prosternaciones. El sermón marca el fin del acto religioso.

El Imán Abdelhakim El Hassani ha sido el encargado de dirigir un rezo en cuyo sermón se ha apelado a "recuperar la amistad perdida entre amigos y familiares", También se ha referido a "ser más generoso con todas las personas necesitadas" y no derramar una gota más de sangre. El imán ha hecho un llamamiento a los fieles para que no haya guerras, acabar con las injusticias y conseguir la igualdad de oportunidades, así como el reconocimiento al otro. 

La reunión se disuelve y los asistentes se besan en señal de hermanamiento. 

El presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Ceuta, Laarbi Maateis, considera que la jornada se está desarrollando con tranquilidad y se muestra satisfecho con la respuesta de los fieles. Maateis espera que este rezo colectivo se consolide. 

Acto del sacrificio

Tras el rezo comunitario comienza el acto del sacrificio. Los ganaderos ceutíes han adquirido alrededor de 4.500 reses para atender la demanda de la comunidad musulmana. Estos animales se han repartido entre las diferentes familias de Ceuta que han procedido al ritual del sacrificio en las 21 carpas habilitadas por la Ciudad en diferentes zonas: Villajovita, Estación de Ferrocarril, Sardinero, Benzú, Cortijo Moreno, Tejar de Ingenieros, Finca Guillén, San José, Patio Castillo, Sidi Embarek-La Reina, Pasaje Recreo, Miramar Bajo, Loma Colmenar, Doctora Soraya, Virgen de la Palma, Príncipe Felipe, donde habrá dos, Príncipe Alfonso, con tres, y como novedad habrá una carpa en Villa Aurora-República Argentina. De estas carpas, 12 han sido licitadas por la Consejería de Presidencia, Gobernación y Empleo y las restantes corresponden a la FPAV. 

Esta celebración conmemora el pasaje recogido tanto en la Biblia como en el Corán, en el que se muestra la voluntad de Abraham de sacrificar  a su hijo como un acto de obediencia a Dios, antes de que Dios interviniera para proporcionarle un cordero y que sacrificara a este animal en lugar del niño. 

En este momento la tradición adquiere tintes solidarios. Los musulmanes que tienen medios económicos pagan y adquieren el cordero pero sólo tienen derecho a un tercio del mismo, las otras dos terceras partes la donan a las personas que no han podido comprarlo por falta de medios.

Este año se han puesto en marcha diferentes iniciativas solidarias para recaudar fondos y así poder comprar un cordero a las familias más necesitadas de la ciudad. Iniciativas donde las redes sociales han jugado un papel muy importante. 

El año pasado la festividad quedó deslucida por el carácter laborable de la jornada. En esta ocasión Ceuta celebra la Fiesta del Sacrificio en día festivo. Además, por primera vez, todos los países árabes se han puesto de acuerdo para celebrar el Eid El Kebir el mismo día. 

Comentarios