10-N: elecciones generales

Ceuta rompió su tradición abstencionista en las elecciones de abril

PSOE, PP y Vox parten de cero para conseguir el escaño en el Congreso

62.500 electores deciden un diputado y dos senadores por Ceuta (C.A./ARCHIVO)
photo_camera62.500 electores deciden un diputado y dos senadores por Ceuta (C.A./ARCHIVO)

Las encuestas no dan posibilidades a otras formaciones que han intervenido intensamente en la campaña electoral más corta de la democracia, tras la reforma legislativa acordada por los partidos en 2016.

Ocho formaciones se presentan este domingo en Ceuta a las elecciones generales, las cuartas en los últimos 4 años.

En función de los resultados del pasado 28 de abril y de los sondeos que hemos ido conociendo en las últimas semanas, el diputado al Congreso se lo van a disputar PSOE, PP y Vox.

Este 10-N Ceuta se juega también no volver a ser la ciudad donde medio censo vota y el otro no. Su tradición abstencionista se vio rota el pasado 28 de abril cuando el 61,44% de los electores depositó su voto en las urnas. Sin embargo, el hartazgo es patente y España podría sufrir una alta abstención. Que el número de indecisos es elevado es una opinión generalizada. Ya veremos si acuden a votar. 

El censo de Ceuta para estos nuevos comicios es prácticamente el mismo, en total 62.513, si sumamos los electores españoles residentes en el Extranjero. 540 son nuevos tras haber cumplido 18 años desde las pasadas elecciones generales. Están en disposición de votar por primera vez. 

Resultados de abril  

El 28-A hubo vuelco electoral: el Partido Socialista venció con claridad (36,32%) por delante de Vox (23,93%) y PP (21.44%) que fue el gran derrotado.

Los dos senadores elegidos fueron también del PSOE: Hamed Mohamed (12.656 votos) y Blanca Gómez (12.654). El tercero más votado, que ahora no se presenta, fue el candidato por Vox, José María Rodríguez (8.870).  

Si nos remontamos a junio de 2016, el escaño del Congreso fue a parar a manos del PP (51,86%) seguido del PSOE (22,62%). Entonces la abstención fue del 49,35%.  

Seis meses antes, en diciembre de 2015, los populares ganaron (44,86%) y el PSOE (23,10%), fue la segunda fuerza política. La abstención alcanzó el 45,64%.

La repetición electoral, el conflicto catalán, la tensa confrontación que mantienen las distintas formaciones y algunas de las decisiones políticas adoptadas o no en los últimos meses, estarán seguro presentes en este 10-N. Los ciudadanos deciden mañana. Hoy algunos reflexionan y otros lo tienen claro. 

 

 

Comentarios