Actualidad

La mayoría de los packs de alimentos acaban en la basura

Las personas detenidas en calabozos policiales rechazan la comida que se les proporciona

En la imagen, un pack de comida de los que se suministran a los detenidos (CEDIDA)
photo_cameraEn la imagen, un pack de comida de los que se suministran a los detenidos (CEDIDA)

Las comidas que se suministran en calabozos de la Jefatura Superior de Policía en Ceuta a los detenidos está llegando al límite. Prácticamente todos los packs de alimentación acaban en la basura, según constatan no solo los propios detenidos sino también los policías que prestan servicio.

El catering procede de una empresa radicada en Fuenlabrada, encargada de la distribución a nivel nacional. Pero la elaboración, la producción de los alimentos precocinados, se realiza e la zona Levante español. Desde ahí a Madrid y al resto de España.

En todo caso, la situación es complicada, puesto que la mayoría de los detenidos y retenidos en calabozos –máximo hasta 72 horas antes de pasar a disposición judicial- rechazan el alimento. Lo arrojan directamente a la basura, lo que crea no pocos problemas de salubridad.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han coincidido, de manera oficiosa, en señalar la poca calidad de la comida. También, como se ha confirmado extraoficialmente, en la Delegación del Gobierno se tiene conocimiento del problema,

E hecho de que los alimentos precocinados deban ser recalentados en microondas obliga a que agentes de la Policía Nacional deban realizar esta labor, por lo que han de manipular alimentos. Algunos se estarán negando a hacerlo al no tener el carné de manipulador.

No hace demasiado tiempo, los alimentos para las personas detenidas eran elaborados por establecimientos cercanos, que les proporcionaban bocadillos recién hechos, sobre todo de tortilla de patatas, atún con queso fresco…

Pero una vez que entró en juego la asistencia a nivel nacional de comidas para personas que se encuentran retenidas – o detenidas- en calabozos policiales, la cosa ha cambiado.

La mayoría de los alimentos que se suministra a las personas detenidas lleva un alto grado productos fundamentalmente para su conservación durante tiempo. La mayoría de ellos puede ser consumido hasta 2020, lo que indica que están con un grado de preparación extremo para poder aguantar.

Comentarios