Inmigración

EL FISCAL INSTA A DARLES ACOMODO EN LAS AULAS

La Ciudad esgrime un informe jurídico para negarse a empadronar a los menores extranjeros sin escolarizar

CIMG5876
photo_camera El portavoz del Gobierno anunció que la Ciudad no puede empadronar a los menores no escolarizados/C.A.

El problema de los más de 20 menores no escolarizados se agrava después de que el portavoz del Gobierno, Jacob Hachuel, haya anunciado que los mismos “no pueden ser empadronados”. El posicionamiento municipal se desprende del contenido de un informe realizado por los servicios jurídicos de la Ciudad, que tras estudiar el caso así resuelven.

Con el dictamen de la Ciudad, el problema queda en manos de la  Dirección Provincial de Educación, aunque hay que tener en cuenta que uno de los argumentos esgrimidos por este organismo para no proceder a la escolarización siempre ha sido el de la falta del certificado de empadronamiento en la ciudad de estos menores. Este apartado ya se reflejaba en la exposición de motivos de la denuncia presentada por Caballas sobre el asunto. El portavoz reconoció que con la determinación se genera un problema, puesto que efectivamente “uno de los requisitos para escolarizar es el certificado de empadronamiento”.  

La postura municipal llega después de que La Fiscalía de Ceuta emitiera un dictamen tras la denuncia presentada por los localistas. En la resolución, el órgano judicial se insta a la Dirección Provincial de Educación a escolarizar a los citados.

Hachuel explicó que en este asunto existen dos partes bien diferencias, una es la de la escolarización, que depende de la Dirección Provincial, y otra la del empadronamiento. Sobre la primera de ellas, el portavoz dejó claro que la Ciudad “aceptará y apoyará las decisiones que tome la Dirección Provincial, cuyos servicios jurídicos están estudiando el asunto”.

En cuanto al empadronamiento, el portavoz declaró que se ha requerido “urgentemente” un informe técnico a la jurista de la consejería de Presidencia y del contenido del mismo se resuelve que “no es posible empadronar a este niños en la ciudad”. Hachuel abundó en el asunto, alegando que en el documento se precisa que “no están acogidos a ninguna ley que permita que los menores puedan ser empadronados”. Ante esto, el portavoz espetó que “pese al deseo de alguno y tomando en consideración el informe, no podemos proceder a empadronarlos”.

Hachuel agregó que el informe “está muy bien argumentado y bien armado” y que, además, “es muy exhaustivo”, que basándose en jurisprudencia y leyes determina que “los niños acogidos a cazala –figura que en el ordenamiento jurídico español no existe- puedan ser empadronados en la ciudad”.

Pese a reconocer la magnitud del problema, el portavoz desveló que los servicios jurídicos de la Dirección Provincial de Educación están estudiando a fondo el asunto. “Los derechos de los niños son más contundentes y amplios que los de las personas mayores… y será la justicia la que determine lo que suceda con la escolarización de estos niños”. Interrogado sobre si la Policía Local ha emitido algún informe, Hachuel dejó claro que “no ha emitido ninguno al respecto”.

Desde la Dirección Provincial de Educación se informó a este periódico que aún no se ha estudiado el dictamen emitido por la Fiscalía de Menores. En este sentido, el jefe de inspección de Educación, Javier Martínez, manifestó que se "hará el lunes y que es el director provincial el que tome las decisiones oportunas al respecto".