Inmigración

El delegado aboga por devolver a los menores cuyas familias estén localizadas

Menores
photo_camera Menores en las vallas de acceso al Puerto/ C.A.

Nicolás Fernández Cucurull asegura no ser el ministro de Asuntos Exteriores para solucionar este problema pero sería una posible alternativa a tratar con Marruecos. 

El delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, ha aportado su punto de vista a uno de los problemas más importantes que está afectando a las ciudad, el de los menores extranjeros no acompañados (mena). 

El máximo responsable del Estado en Ceuta considera que "es un problema derivado de la situación fronteriza, difícil de solucionar con la normativa actual". Aún así, asegura que Ciudad y Delegación están gestionando el asunto de la manera correcta y que ya ha sido puesto en conocimiento del Gobierno central.

"Es un asunto que escapa a las competencias de las administraciones locales ya que nos valemos de la normativa actual", dice Fernández Cucurull, quien ha querido aportar su punto de visto y lo que considera una posible solución a este problema, "aunque no sea el ministro de Asuntos Exteriores".

El delegado aboga por devolver a todos los menores cuyas familias estén localizadas. Sería un asunto a tratar con Marruecos pero que posibilitaría que la Ciudad solo se hiciera cargo de los menores extranjeros no acompañados que estuvieran solos. 

Fernández Cucurull ha aprovechado para dejar claro que todos los menores no son peligrosos y que merecen recibir una educación, bien sea en Ceuta o en Marruecos con su familia. 

Comentarios