Inmigración

EL PEQUEÑO CREYÓ QUE EL CAMIÓN EMBARCABA HACIA ALGECIRAS

La investigación de la Guardia Civil confirma el carácter accidental de la muerte del niño marroquí

Un agente de la Guardia Civil (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraUn agente de la Guardia Civil (C.A./ARCHIVO)

El camionero que conducía el automóvil bajo cuyas ruedas falleció el niño no se apercibió de lo sucedido hasta que fue informado por agentes de la Guardia Civil. El conductor acababa de desembarcar en el puerto con una góndola donde transportaba una excavadora que debía entregar en la ciudad.

La Guardia Civil considera que el suceso que ayer jueves costó la vida a un niño marroquí de 15 años en el puerto fue un accidente. La inspección del lugar donde se produjo la muerte del pequeño y las declaraciones de los testigos no parecen dejar duda del carácter accidental del atropello.

De hecho, el camionero que conducía el automóvil bajo cuyas ruedas falleció el niño no se apercibió de lo sucedido hasta que fue informado por agentes de la Guardia Civil. El conductor acababa de desembarcar en el puerto con una góndola donde transportaba una excavadora que debía entregar en la ciudad.

Todo apunta a que el niño creyó que el camión, estacionado a la espera de partir al lugar donde había de ser entregada la carga, se disponía a embarcar en uno de los buques que cubren la línea de con Algeciras. Oculto en los bajos del automóvil, el pequeño no pudo evitar desprenderse del escondite donde se hallaba aferrado cuando el camión decidió reemprender la marcha. El cadáver fue descubierto por otro camionero que se disponía a estacionar en el espacio dejado por su compañero, que acababa de marcharse.

El enorme peso del camión y su carga hizo que el conductor no percibiera que el niño yacía bajo las ruedas del automóvil.  

Comentarios