Inmigración

PROTECCIÓN A INMIGRANTES

La oficina de asilo no registra ni una sola solicitud en su primer mes de trabajo

oficina-asilo2jpg
photo_camera El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, durante su visita a Ceuta para inaugurar la oficina/ A.S.

Las dependencias, inauguradas a mediados del pasado marzo por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, no han registrado actividad, pese a que el Gobierno las presentó como la evidencia del compromiso de España con la atención a las personas que reclaman el estatus de asilado.

La Oficina de Protección Internacional inaugurada hace un mes en la frontera de El Tarajal no ha recibido hasta la fecha ni una sola solicitud de asilo, según informa la Delegación de Gobierno. La apertura de la oficina fue presentada por el Gobierno central como la evidencia del compromiso de España con la defensa de los derechos humanos y la atención a las personas que reclaman el estatus de asilado. Transcurrido un mes desde la inauguración de las dependencias por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, comienzan a surgir las dudas sobre la eficacia de la oficina, sobre todo si se comparan sus datos con los de su homóloga melillense.

El delegado del Gobierno, Francisco Antonio González, ofrecía el pasado 1 de abril su propia interpretación sobre las diferentes estadísticas registradas en esa fecha por las dependencias ceutíes y melillenses. Para el delegado, la explicación de que la oficina de la otra ciudad autónoma mantenga una mayor actividad hay que buscarla en las diferentes actitudes del gobierno marroquí en uno y otro punto de la frontera con España.   "En Melilla se han recogido muchas, así que supongo que allí Marruecos sí permite el paso de migrantes pero yo no soy quién para decirle a otro estado qué política debe aplicar", decía cuando las oficinas apenas llevaban dos semanas en funcionamiento.

La Delegación de Gobierno de Melilla ha explicado a Ceuta Actualidad que el Ministerio aportará los datos correspondientes a la oficina melillense durante la visita del comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, los próximos lunes y martes a las dos ciudades autónomas.

A pesar de que ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, celebró la apertura de las oficinas como un paso adelante en la política de protección de los derechos de los inmigrantes. Sin embargo, las voces que denunciaban la futilidad del nuevo servicio se multiplicaron. El argumento fundamental era que el grueso de los inmigrantes que intentan alcanzar territorio nacional, esto es, los procedentes de países del África subsahariana, no podrían jamás acceder a las oficinas.

La tesis de la Delegación de Gobierno es la de que la inmensa mayoría de los inmigrantes que intentan franquear la valla fronteriza tiene intención de solicitar asilo en España.

Particularmente significativas resultan las declaraciones que, hace quince días, pronunció el delegado de Migraciones del Arzobispado de Tánger en Nador, Esteban Velázquez. “Hasta ahora es como si las oficinas no existieran", aseguró. Velázquez insistía en que las oficinas eran territorio vedado para los africanos subsaharianos y solicitaba a las autoridades españolas y marroquíes a revisar esta circunstancia.

Funcionamiento

La Oficina de Protección Internacional está atendida por una quincena de funcionarios que se relevan en cinco turnos de tres agentes. Interior ha formado a 33 agentes en un proceso en el que han participado la Oficina de Asilo y Refugio, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Agencia Europea de Apoyo al Asilo (EASO), con sede de Malta.

Las instalaciones se encuentran claramente identificadas como espacios para la formalización de solicitudes de asilo o protección internacional. El servicio es atendido por letrados del turno de oficio e intérpretes.

Comentarios