Laboral

el número de mujeres desempleadas cada vez es mayor

El paro, un mal con cara de mujer

desempleadas
photo_camera El número de mujeres desempleadas es mayor que el de los hombres (REDACCIÓN)

El perfil del desempleado en Ceuta es mujer, mayor de 25 años y perteneciente al sector servicios. Esta tónica se ha repetido a lo largo de todo el año 2017 en el que el paro femenino no ha bajado de 7.000 mujeres, siendo agosto el mes que alcanzó la cifra más elevada con 7.448 desempleadas y octubre el mes que menos con 7.066.

El perfil del desempleado en Ceuta es mujer, mayor de 25 años y perteneciente al sector servicios. Esta tónica se ha repetido a lo largo de todo el año 2017.

Los datos del paro se han vivido como una auténtica montaña rusa. Enero comenzó con una cifra de 12.438 desempleados, un dato que ha ido subiendo y bajando según los meses y sus circunstancias. Mayo se ha convertido en el peor mes del año con 12.798 parados, y octubre en el mejor con 12.136.

Sin embargo, con mejores o peores datos, siempre el número de mujeres paradas ha sido muy superior al de los hombres. A nivel nacional, en noviembre el 96% de los nuevos desempleados han sido del sexo femenino. Un dato cuanto menos sorprendente. Concretamente, el desempleo femenino creció en 6.969 personas, un 0,35% más que en octubre, y se mantuvo por encima de los dos millones. El masculino sigue muy por debajo y subió solo en 286 personas, hasta 1.465.663 desempleados.

En Ceuta, durante 2017 el paro femenino no ha bajado de 7.000 mujeres, siendo agosto el mes que alcanzó la cifra más elevada con 7.448 desempleadas y octubre el mes que menos con 7.066. Dos mil paradas más que las cifras masculinas que no han superado los 5.418 desempleados en todo el año.

 

¿A qué se debe?

El sector servicios sigue siendo el que experimenta un mayor repunte en lo que a desempleados se refiere y curiosamente la mujer está más presente en este sector desde que comenzara a afectar la crisis en España.

Sindicatos como UGT vienen denunciando desde hace meses que “la política económica de la austeridad, impuesta por el Gobierno del PP, ha deteriorado el empleo, en general, pero, especialmente el de las mujeres”.

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística reconoce que, aunque en las últimas décadas se ha producido un notable incremento en la participación de la mujer en el mercado de trabajo, se ha producido una concentración de hombres y mujeres en diferentes sectores económicos y ocupaciones.

Así, las mujeres representan un porcentaje muy elevado de la fuerza laboral en determinados sectores como sanidad, educación o comercio al por menor, y los hombres ocupan la mayoría de los puestos de alta dirección y los trabajos manuales.

Es importante señalar que las medidas de recorte del gasto público y la ausencia de políticas de fomento de la corresponsabilidad han aumentado las dificultades de conciliación, lo que ha empujado a las mujeres a incrementar su trabajo en el ámbito doméstico-familiar, en detrimento del trabajo retribuido en el ámbito laboral.

Según UGT, en los tres últimos años, el ahorro que ha supuesto al Gobierno la reducción del gasto en prestaciones de maternidad y paternidad asciende a más de 2 millones de euros. Por el contrario, las excedencias por cuidado familiar se han incrementado en un 14,05%.

Este mal nacional está llegando a oídos europeos que alertan de que España se aleja cada vez más de la Estrategia Europea de Empleo para el año 2020, que busca la creación de más y mejores empleos, fijando entre sus objetivos que el 75% de los hombres y mujeres de 20 a 64 años estén empleados y que el riesgo de pobreza y exclusión social amenace a 20 millones de personas menos.

Comentarios