Laboral

Los funcionarios exigen a Justicia que se abra a negociar sus condiciones de trabajo

Una funcionaria de Justicia sostiene una octavilla reivindicativa este vienres ante el Palacio de Justicia (C.A.)
photo_camera Una funcionaria de Justicia sostiene una octavilla reivindicativa este vienres ante el Palacio de Justicia (C.A.)

Los trabajadores consideran que la Ley de Eficiencia Organizativa del Servicio Público de Justicia introducirá cambios en sus condiciones laborales sin negociación previa con sus representantes.

Los funcionarios de Justicia se han concentrado este viernes para exigir al Ministerio que se abra a la negociación de la Ley de Eficiencia Organizativa del Servicio Público de Justicia. Los empleados públicos han secundado ante las puertas del Palacio de Justicia el llamamiento de los sindicatos convocantes –STAJ, CCOO, UGT y CIG- para que los trabajadores afectados de todo el país se concentrasen a las 10.00 horas ante las dependencias judiciales de su ciudad.

Los sindicatos se quejan de que el Ministerio se niega a negociar una ley que no garantiza  los actuales centros de destino ni las retribuciones y demás derechos laborales. Además alertan de que su aplicación en sus actuales términos puede suponer una gran reducción de puestos de trabajo y la supresión de servicios que presta la Administración de Justicia. « Lo que queremos es negociar nuestras condiciones de trabajo: las funciones, la carrera profesional, la movilidad, los centros de destino, la promoción interna y lo relacionado con el nuevo Registro Civil», ha explicado a las puertas del Palacio de Justicia el secretario general de Administración de Justicia de FSC-CCOO, Luis Calero.

Los sindicatos alertan de que el proyecto de ley abre la puerta a facilitar la movilidad geográfica y funcional del personal y la asignación de funciones que corresponden a otros centros de trabajo. Paralelamente, los funcionarios de Justicia temen que puedan llegar a imponerse nuevas relaciones de puestos de trabajo sin negociación previa con los sindicatos.

Las movilizaciones de este viernes son continuación de las protestas que los sindicatos iniciaron el pasado 2 de noviembre con un encierro de sus delegados en la sede del Ministerio de Justicia en Madrid, al que siguió el día 22 una concentración ante sus puertas. «Si el Ministerio no rectifica, llegaremos hasta la huelga general en el caso de que sea preciso», ha advertido Calero. De momento, los convocantes tienen previsto promover paros parciales que podrían comenzar el próximo mes de enero.

CSIF, que ha programado, a su vez, una jornada de protesta para el próximo día 16, se ha adherido a la concentración de este viernes.

Comentarios