Laboral

el gobierno sigue sin activar un foro creado con sindicatos y empresarios en 2016

La Mesa por el Empleo a la que nadie se ha sentado

mesa por el empleo
photo_camera Reunión constitutiva de la Mesa, celebrada el 1 de junio de 2016 (C.A./ARCHIVO)

La Mesa por el Empleo nació en junio de 2016 como un foro que el Gobierno local, los sindicatos y los empresarios utilizarían para diseñar iniciativas dirigidas a acabar con las elevadas tasas de desempleo. Más de un año después, el foro continúa inoperativo. 

“Convocaremos en cuanto tengamos el estudio”. La por entonces consejera de Economía y Hacienda, Susana Román, justificaba de este modo en enero pasado la paralización de la Mesa por el Empleo, un foro creado en junio de 2016 para el diseño de actuaciones orientadas a reducir las elevadas tasas de desempleo que lastran el mercado de trabajo ceutí. La Mesa había nacido a propuesta del UGT y en ella se sentaban, además, responsables del Gobierno local, del sindicato CCOO y de la Confederación de Empresarios de Ceuta (CECE).

El estudio al que hacía referencia la consejera es el informe técnico que, según acuerdo adoptado en su día entre los miembros del foro, se elaboraría a modo de diagnóstico de la situación del empleo en la ciudad. Este trabajo ha sido encomendado al economista Joaquín Aranda. El catedrático de la Universidad de Murcia es un viejo conocido de la Ciudad, cuya representación asume en el “consejo de sabios” al que el Gobierno central ha encomendado el nuevo diseño de financiación autonómica.

Transcurrido más de un año desde que se constituyera la Mesa por el Empleo, el desánimo ha comenzado a cundir entre algunos de sus miembros. La demora en la activación de un instrumento ideado para proponer soluciones al principal problema de los ceutíes ha sido tiempo más que suficiente para que, incluso, la responsabilidad de la Consejería de Economía y Hacienda haya cambiado de manos. Su nueva titular, Kissy Chandiramani, insiste en que el documento del profesor Aranda y los trabajos de la Mesa se iniciarán el próximo septiembre. Un anuncio que los sindicatos acogen con desconfianza.

“No es que crea que la Mesa por el Empleo vaya a solucionar todos nuestros problemas, pero no veo bien lo que está pasando”, se queja el secretario general de UGT, Juan Carlos Pérez. Los ugetistas, promotores de la idea, reclaman la necesidad de que el Gobierno agilice la operatividad de un foro concebido como espacio de debate y decisión. “La situación del paro en Ceuta es la que es y creo que para hallar una salida hemos de utilizar todos los instrumentos que estén a nuestro alcance”, reclama Pérez.

Su homólogo en CCOO, Juan Luis Aróstegui, es incluso más severo en la censura. “Hace seis meses que se nos dijo que estaba casi hecho, y aquí estamos”, lamenta.

“UGT lo propuso y el presidente Vivas dijo: ‘Venga, me voy a sentar con los agentes sociales’, pero creó la Mesa sin ninguna convicción –continúa el secretario general de CCOO- En realidad, no tiene interés alguno en sentarse con los agentes sociales para negociar nada que tenga que ver con la actividad económica”.

 

Retrasos

La historia de la Mesa por el Empleo de Ceuta es la de un empeño permanentemente postergado. Pese a ello, el Gobierno local ha llegado incluso a utilizar la presunta existencia del foro como argumento en los debates de la Asamblea. En enero, la exconsejera Román apeló a la Mesa para negar el apoyo a una propuesta que, durante una sesión plenaria de la institución, planteaba la creación, en colaboración con el Servicio Público de Empleo Estatal, de un programa de atención para parados de larga duración. Según Román, su grupo votaría en contra de esta moción de MDyC porque la Mesa era el “foro adecuado” para plantear estas iniciativas. Para entonces, la primera y única reunión del Gobierno con los agentes sociales databa de noviembre de 2016, cinco meses después de que se constituyera el nuevo instrumento de negociación.

Comentarios