Medio Ambiente

Las víctimas del incendio de García Aldave

La vegetación arrasada es lo más evidente, pero las llamas devoraron algo más que árboles: la fauna salvaje y también la degradación del suelo o la contaminación de los acuíferos

A las 21.00 horas de este sábado, el Gobierno de la Ciudad daba por controlado el incendio forestal que arrasó 130 hectáreas en García Aldave. El mayor desastre forestal en Ceuta desde que se tienen registros con esas 130 hectáreas calcinadas, el 8% de la superficie total de la ciudad, de las que un 65% están declaras ZEPA (Zonas de Especial Protección para las Aves) y con varias especias vegetales afectadas, como alcornoques, pinos canarios, pinos carrascos y zarzas.

García Aldave, quemado
Ardió el 8% de la superficie total de la ciudad, de las que un 65% están declaras ZEPA (C. A.)

La Consejería de Medio Ambiente llevará a cabo un estudio del terreno afectado y valorará las acciones a emprender para la reparación de daños y reforestación de las especies afectadas.

Pero más allá de las cifras oficiales, queda la realidad: la deforestación, la pérdida de especies, la degradación del suelo, que pueden afectar las fuentes de agua, causar deslizamientos de tierra y floraciones de algas a gran escala en el mar.

García Aldave, quemado
La sucesión de incendios puede extinguir muchas especies sin no alcanzan su etapa de madurez (C. A.)

Los incendios forestales tienen impactos complejos sobre los procesos ecológicos, debido a la variabilidad del paisaje, como las diferentes respuestas de la vegetación. La frecuencia de los incendios forestales pueden ocasionar cambios en la dinámica de cultivo, ya que es posible que muchas especies no alcancen su etapa de madurez, causando disminución en la distribución espacial, incluso la extinción de la especie. Además, el aumento de la frecuencia de incendios junto con periodos de sequía puede generar impactos ambientales a largo plazo.

Impacto de los incendios forestales en el Suelo

García Aldave, quemado
El suelo después de un incendio es susceptible a sufrir erosión, debido al viento y al agua (C. A.)

El suelo es un componente básico del ecosistema natural, que se entiende como una cubierta fina compuesta por la mezcla de minerales, aire, agua y microorganismos vegetales y animales que se ha formado paulatinamente a través de la descomposición y disgregación de las rocas superficiales por fenómenos naturales tal como, cambios de temperatura, movimientos de masa de aire y agua.

El suelo después de un incendio es susceptible a sufrir erosión, debido al viento y al agua. La erosión genera pérdida del material, problemas con la infiltración del agua, aumento del flujo superficial del agua e hidrofobicidad. Por otro lado, la cosecha post-incendios de la madera quemada, también puede aumentar la vulnerabilidad a la erosión y degradación del suelo, debido al uso maquinaria pesada y arrastre de los troncos.

García Aldave, quemado
Los incendios forestales también afectan a la actividad biológica del suelo (C. A.)

El contenido de nutrientes del suelo afectado por los incendios forestales varía según el tipo de vegetación, tiempo transcurrido después del incendio, recurrencia e intensidad del fuego.

Después de los incendios el contenido de nutrientes aumenta en los primeros centímetros de la superficie, debido a los depósitos de cenizas, mineralización de nutrientes y formación de estructuras estables. A medida que pasa el tiempo el contenido de nutrientes va disminuyendo, ya que se produce la volatilización y transformación de los nutrientes, como también la eliminación de cenizas por gravedad y viento.

Los incendios forestales también afectan a la actividad biológica del suelo, generando una desestabilización del ciclo de nutrientes. 

Impacto de los incendios forestales en el agua

García Aldave, quemado
La fisionomía vegetal se modifica pasando de bosque arbóreo a matorral (C. A.)

Los incendios forestales pueden producir cambios en el ciclo hidrológico. La disponibilidad de agua se ve afectada por la vegetación post-incendio, ya que cuando la vegetación se comienza a recuperar, se produce un aumento en el consumo de agua debido a las altas tasas de evapotranspiración. Esta tasa de evapotranspiración varía de acuerdo la edad de los árboles. 

Impacto de los incendios forestales en la vegetación

Según diferentes estudios, las especies leñosas pueden soportar un incendio y recuperarse más rápidamente, sin embargo, las especies herbáceas ven dificultades en el crecimiento, debido a la competencia por la humedad y luz con especies leñosas. Además, la fisionomía vegetal se modifica pasando de bosque arbóreo a matorral transcurridos 4 años del incendio, ya que algunas de las especies arbóreas crecen como arbustos.

García Aldave, quemado
La disminución de la fauna puede generar desequilibrios en los ecosistemas (C. A.)

El proceso que conlleva a la recuperación natural tras la ocurrencia de una perturbación se denomina sucesión ecológica. La sucesión ecológica es un proceso de cambio dinámico, gradual y ordenado en un ecosistema, manifestado por el progresivo reemplazo de una comunidad por otra .

Impacto de los incendios forestales en la fauna

Los incendios forestales pueden tener un gran impacto tanto en animales vertebrados como invertebrados, por ejemplo, muerte de individuos, perdida del habitad, territorios, refugio y alimentación. La disminución de la fauna puede generar desequilibrios en los ecosistemas tales como destrucción de formaciones de vegetación o alteraciones en la composición de las especies (migraciones de animales mayores, aves, insectos y microorganismos) y desequilibrios ecológicos o rupturas en la cadena biológica.

WhatsApp Image 2022-09-11 at 13.53.12 (1)
La carretera del pantano fue donde la llamas encontraron a esta tortuga (C. A.)

En las zonas quemadas se reducen las poblaciones de mamíferos pequeños, anfibios y reptiles, debido a la dificultad para encontrar nichos después de las quemas o incendios. La disminución de la densidad de pequeños mamíferos como los roedores puede influir negativamente en el suministro de alimentos a los carnívoros de tamaño reducido. Sin embargo, los grupos más afectados son probablemente los reptiles, en comparación con los animales terrestres que presentan movilidad reducida.

Comentarios