Política

El retroceso de Ceuta Avanza

El presidente de Ceuta Avanza, Javier Guerrero (C.A./ARCHIVO)
photo_camera El presidente de Ceuta Avanza, Javier Guerrero (C.A./ARCHIVO)

La irrupción pública de un grupo de críticos con la gestión de Javier Guerrero al frente de Ceuta Avanza ha colocado en una situación delicada el proyecto con el que el exconsejero del Gobierno ceutí pretende volver a la escena política.

Las batallas intestinas en el seno de Ceuta Avanza continúan proyectando una imagen pública del partido que no resulta deseable para ninguna organización política, en especial si se trata de una formación con apenas unos meses de vida. El instrumento elegido por el exconsejero del Gobierno de la Ciudad Javier Guerrero para su retorno al escenario político parece, a seis meses de las elecciones municipales, que comienza a desafinar.

Las voces disidentes de algunos miembros del comité ejecutivo han puesto de manifiesto unas diferencias que críticos y afines a la figura de Guerrero no han dudado en exponer públicamente. La salida de la ejecutiva de Raúl Moya, Teresa Matres y María del Mar Reyes ponía en guardia a la dirección, que el pasado jueves a última hora de la tarde convocaba una rueda de prensa para anunciar la formación de una nueva ejecutiva y subrayar el propósito del partido de no renunciar a su intención de concurrir a las próximas elecciones. «Nuestro proyecto está más vivo y unido que nunca», sostenía enfáticamente ante los periodistas el líder del partido, Javier Guerrero.

No habían transcurrido 24 horas cuando un grupo de críticos, que se identificaban como excoordinadores de distintas secretarías de la formación, hacía público un comunicado en el que se ponía a Guerrero en el punto de mira. Los críticos, ya fuera del partido, negaban que, tal y como había defendido la dirección, las dimisiones en el seno de la ejecutiva se debieran a motivos personales y de salud. Los excoordinadores sostenían que las renuncias habían sido la respuesta a la «pésima gestión» del presidente, a su «falta de transparencia» y al trato dispensado a sus colaboradores.

 

Respuesta de la nueva ejecutiva

Pocas horas más tarde, al filo de la medianoche del viernes, la nueva ejecutiva de Ceuta Avanza replicaba al comunicado de los críticos con otro comunicado. Según esta última versión de la dirección, sobre los tres miembros de la ejecutiva dimisionarios pesaba ya la amenaza de una destitución antes de que formalizaran sus renuncias.

Según la dirección, el miércoles pasado se remitió a todos los miembros de la ejecutiva la convocatoria de una junta extraordinaria para el día siguiente con el propósito de someter a votación la destitución de algunos cargos. El comunicado de Ceuta Avanza asegura que en la noche del miércoles se recibió en el partido la comunicación de que Moya, Matres y Reyes formalizaban su dimisión y su renuncia a la militancia. «Recalcar que tal acto se produjo el día anterior a la celebración de la junta extraordinaria, lo cual significó que ya no formaban parte de Ceuta Avanza, por lo tanto, no eran nadie dentro del partido», argumenta la dirección en su nota.

Al tiempo, Ceuta Avanza calificaba la nota publicada por los excoordinadores de «comunicado anónimo y falso», cuya autoría sugería de una manera un tanto críptica: «Se colige el autor del contenido».

Comentarios