Laboral

La plantilla cree que pese a la inyección económica a la empresa sus compañeros en ERTE no serán reincorporados

El fantasma de la huelga de autobuses se disipa pero el "desánimo" de la plantilla se mantiene

photo_camera rueda de prensa huelga de autobuses blanco postigo

“Esto no lo hemos vivido como una victoria: es tan solo un capítulo más”, ha lamentado el presidente del comité de empresa de Hadú-Almadraba, Antonio Blanco, tras la suspensión de la huelga.

“Es tal el desánimo que reina en la plantilla que esto no lo hemos vivido como una victoria: es tan solo un capítulo más”. El presidente del comité de empresa de Hadú-Almadraba, Antonio Blanco, ha expresado este jueves con estas palabras la desazón de los trabajadores del servicio público de autobuses aun a pesar del éxito alcanzado con la convocatoria de huelga indefinida que, finalmente suspendida, debía de haber comenzado hoy.

La movilización quedaba suspendida temporalmente a última hora de la noche después de que la Ciudad remitiera al comité de empresa el documento de la orden de pago a Hadú-Almadraba de la ayuda de 700.000 euros concedida a la compañía por el Estado y que estaba bloqueada desde el pasado julio. “Este dinero servirá para mantenernos unos meses, quizás un año”, ha confiado Blanco en el transcurso de una rueda de prensa ofrecida esta mañana en la sede del sindicato Comisiones Obreras (CCOO).

Los trabajadores esperan la confirmación del ingreso del dinero para anunciar la desconvocatoria definitiva de la huelga. Si el trámite no se cumple, la plantilla está dispuesta a retomar la movilización el próximo lunes.

Los 700.000 euros que recibirá ahora la empresa habrán de servir para dar mayor seguridad a la plantilla, amenazada por la dirección con el impago de sus nóminas.  El pago de la subvención, incluida en la línea de ayudas aprobadas por el Gobierno central para corregir las pérdidas causadas al sector del transporte por la pandemia de coronavirus, era una de las exigencias planteadas por el comité.

La falta de solidez económica de la empresa ha dejado en una muy difícil situación a sus 70 trabajadores, 12 de los cuales están todavía afectados por un expediente de regulación temporal de empleo. Pese a la inyección económica que recibirá Hadú-Almadraba, los sindicalistas consideran que no está garantizada la reincorporación de esta docena de trabajadores a sus puestos.

 

Retraso en la solución

La queja de los miembros del comité y de los sindicalistas de FSC-CCOO señala al retraso en la búsqueda de soluciones a un problema ya enquistado en el servicio. La sucesión de acontecimientos que condujeron anoche a la suspensión temporal de la huelga resulta familiar a los trabajadores de la empresa de autobuses, que en ocasiones anteriores han vivido episodios similares. No es la primera vez que desconvocan una movilización en las vísperas de su inicio tras un ofrecimiento de última hora de la Ciudad.

De hecho, el comité de empresa anunciaba durante la tarde de ayer que, ante la falta de un compromiso escrito del pago del dinero, la huelga se iniciaría hoy tal y como estaba previsto. Sin embargo, una llamada a los representantes sindicales del consejero de Medio Ambiente y Servicios Urbanos, Yamal Dris, y el posterior envío, ya a las 22.10 horas, del documento con la orden de pago precipitó la decisión del comité de suspender temporalmente la movilización. “Esta es una situación que se va a volver a repetir, esto no va a acabar –protesta el secretario general de CCOO, Emilio Postigo- Lo que tiene que hacer la Ciudad es responsabilizarse ya definitivamente de este asunto”.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad