Inmigración

dos subsaharianos denunciaron su expulsión desde melilla en 2013

Una sentencia del Tribunal de Estrasburgo establece que las devoluciones en caliente son ilegales

migrantes valla benzú
photo_camera Jóvenes subsaharianos, encaramados a la valla en el tramo levantado en Benzú (C.A./ARCHIVO)

Una maliense y un costamarfileño denunciaron ante la Corte Europea que en 2013 fueron expulsados desde Melilla a Marruecos tras pisar suelo español. El Tribunal estima que España vulneró el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Las devoluciones en caliente, o rechazo en frontera según la terminología del Gobierno de España, son ilegales. Así lo concluye una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que pone en evidencia la práctica de las expulsiones sumarias a Marruecos de migrantes que consiguen alcanzar territorio español en Ceuta y Melilla.

El Tribunal considera que la devolución a Marruecos de la maliense N.D. y el costamarfileño N.T. vulneró el Convenio Europeo de los Derechos Humanos. Los dos migrantes africanos denunciaron que el 13 de agosto de 2014 fueron devueltos desde Melilla al país vecino después de alcanzar suelo español y tras permanecer encaramados en la valla durante horas.

Los jóvenes descendieron del cercado por la escalera que les proporcionaron los agentes de la Guardia Civil quienes, inmediatamente, los entregaron a las fuerzas de seguridad marroquíes.

"El Tribunal ha observado que los denunciantes habían sido expulsados y enviados a Marruecos en contra de sus deseos y que las medidas se adoptaron en ausencia de toda intervención administrativa o judicial previa", sostienen los jueces, cuya sentencia concluye que se les impidió de hecho plantear una queja a la autoridad competente y acceder al derecho de que su solicitud fuera revisada. La resolución también subraya que las autoridades españolas no facilitaron a los migrantes los servicios de abogados, intérpretes o médicos.

N.D., de 31 años, y N.T., de 32, acabaron con sus huesos en Fez junto a un grupo numeroso de migrantes que ese mismo día también trató de entrar en la ciudad española. Ambos lograrían entrar en Melilla al año siguiente.

N.D. fue deportada a Mali en 2015 tras denunciar su caso. Su situación actual se desconoce.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad