Inmigración

LEY DE SEGURIDAD CIUDADANA

El Senado sanciona la legalidad de las devoluciones en caliente

El Senado ha sancionado esta tarde la polémica ley de Seguridad Ciudadana, con la que quedan avaladas las “devoluciones en caliente” en Ceuta y Melilla. El proyecto ha salido adelante esta tarde con los votos del Partido Popular y el rechazo frontal de la oposición. El proyecto deberá volver al Congreso para su aprobación definitiva.

El Gobierno central decidió en su día dar cobertura a las “devoluciones en caliente” a través de la introducción de una enmienda en el proceso de tramitación de la Ley de Seguridad Ciudadana que modificaba la Ley de Extranjería.

El texto del proyecto aprobado hoy no impone al Ministerio del Interior la obligación de elaborar un protocolo de actuación para las fuerzas de orden público en el área del vallado fronterizo en las dos ciudades norteafricanas.

Pese a ello, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado hoy en Melilla que la nueva ley permitirá garantizar la seguridad en la actuación de las fuerzas del orden en la frontera. “Nuestra obligación es que haya normas claras, transparentes y conocidas por todos porque seguramente uno de los peores servicios que podamos hacer al funcionamiento de nuestro Estado de Derecho es que los que trabajan por defender las libertades de todos encuentren alguna zona de sombra que pueda generarles incluso algún tipo de proceso judicial”, explica el ministro.

Modificaciones

Las críticas surgidas desde los más diversos organismos, entidades e instituciones contra una práctica que permite la deportación inmediata de los inmigrantes llevaron al Gobierno a introducir algunos matices en su proyecto inicial. Así, el texto hace referencia al “rechazo en frontera” en lugar de a la “devolución en caliente”, precisa que se practicará bajo el respeto a la legislación internacional sobre protección de derechos humanos y mantiene que las solicitudes de asilo se tramitarán en oficinas habilitadas para este fin.

El tenor literal de la ley establece: “Los extranjeros que sean detectados en la línea fronteriza de la demarcación territorial de Ceuta o Melilla mientras intentan superar los elementos de contención fronterizos para cruzar irregularmente la frontera, podrán ser rechazados a fin de impedir su entrada ilegal en España". 

Comentarios